2017/11/07 10:23 KST

Article View Option

El aumento del precio de los cigarrillos muestra el efecto deseado entre los jóvenes y las personas de bajos ingresos

Seúl, 7 de noviembre (Yonhap) -- El aumento del precio de los cigarrillos en 2015 fue efectivo para disuadir de seguir fumando a los jóvenes y las personas de bajos ingresos, pero no para las personas con un salario elevado, han mostrado este martes los datos.

Un estudio sobre salud y nutrición pública del Ministerio de Salud y Bienestar Social mostró que la tasa de fumadores entre los hombres de bajo nivel salarial descendió del 45,9 por ciento en 2014 al 40,6 por ciento en 2015. El año pasado la cifra aumentó ligeramente, hasta el 41,1 por ciento.

El 1 de enero de 2015 el Gobierno aumentó el precio de los cigarrillos de 2.500 a 4.500 wones (de 2,24 a 4,03 dólares) por paquete, afirmando que la medida animaría a las personas a dejar de fumar.

Entre las personas con un mayor salario, la tasa de fumadores descendió del 38,2 por ciento en 2014 al 35,9 por ciento en 2015, pero la cifra repuntó al 38,5 por ciento, lo que hace que la subida de precio carezca de sentido.

El estudio fue realizado separando a los hombres adultos en cuatro niveles salariales diferentes: bajo, medio bajo, medio alto y alto.

Sin embargo, el alza del precio logró su objetivo entre los jóvenes, según el estudio. La tasa de fumadores entre los chicos de enseñanza media y secundaria descendió del 14 por ciento en 2014 al 11,9 por ciento en 2015, manteniéndose en el 9,5 por ciento durante los dos útimos años.

Según el ministerio, el número de personas que se inscriben en programas para dejar de fumar aumentó casi el doble, de 450.000 en 2014 a 870.000 en 2015. El año pasado se inscribieron 830.000 personas.

paola@yna.co.kr

(FIN)