2017/12/06 17:44 KST

Article View Option

Moon dice que Corea del Norte camina sobre una fina capa de hielo pero que sigue siendo posible la resolución pacífica

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (5º por la dcha.), posa para una foto grupal con los principales líderes religiosos de Corea del Sur, después de una reunión celebrada, el 6 de diciembre de 2017, en su oficina de Cheong Wa Dae, en Seúl.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (5º por la dcha.), posa para una foto grupal con los principales líderes religiosos de Corea del Sur, después de una reunión celebrada, el 6 de diciembre de 2017, en su oficina de Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 6 de diciembre (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha reiterado, este miércoles, su determinación para la resolución pacífica de las ambiciones nucleares norcoreanas, diciendo que el país comunista está caminando sobre una fina capa de hielo, pero que aún es posible la resolución pacífica.

"Las relaciones del Sur y del Norte siguen sin ser muy buenas. Las tensiones entre el Sur y el Norte están en su apogeo, por lo que es una situación muy cautelosa, como si estuviésemos caminando sobre una fina capa de hielo", dijo Moon durante su encuentro con los líderes de las siete órdenes religiosas principales, incluidas las fes católica, budista y protestante.

Los comentarios de Moon tuvieron lugar una semana después de que Pyongyang llevara a cabo el lanzamiento de un presunto misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés), la primera provocación militar norcoreana en 75 días.

El presidente añadió que, sin embargo, no es pesimista del todo, ya que cree que una crisis puede convertirse en una oportunidad. Moon dijo que está seguro de que, cuando se supere la crisis actual, la situación se convertirá en una oportunidad para mejorar notablemente las relaciones intercoreanas, según informó el cuerpo de prensa presidencial.

La reunión de este miércoles supuso la primera de su tipo desde que el presidente asumió el cargo en mayo, tras su victoria en unas inusuales elecciones presidenciales originadas por la destitución de la presidenta conservadora, Park Geun-hye.

El presidente dijo que el país y su economía están marchando bastante bien, teniendo en cuenta el gran escándalo de corrupción que llevó a la destitución de Park y a la consiguiente turbulencia política.

Moon señaló que se estima que la economía nacional crezca un 3 por ciento este año, mientras que también se prevé que el volumen comercial supere la marca del billón de dólares por segundo año consecutivo.

Moon dijo que la economía nacional está en buen camino, pero que el problema es que los beneficios del auge económico no están alcanzando a las familias ordinarias y que el índice de desempleo juvenil continúa en un nivel grave.

El presidente dijo que el Gobierno hará sus máximos esfuerzos para garantizar el crecimiento económico con el presupuesto de 2018 ya aprobado, y que también se asegurará de que el crecimiento ayude a mejorar los medios de vida del pueblo. Asimismo, Moon afirmó que se realizarán esfuerzos especiales para resolver el problema del desempleo entre los jóvenes surcoreanos.

paola@yna.co.kr

(FIN)