2018/07/06 19:24 KST

Article View Option

La delegación surcoreana regresa a casa después de un viaje a Pyongyang para jugar partidos de baloncesto

Las jugadores de baloncesto de Corea del Sur y Corea del Norte posan para una foto después de su partido de exhibición en el gimnasio Ryugyong Chung Ju-yung de Pyongyang, el 5 de julio de 2018. (Foto del cuerpo de prensa)
Las jugadores de baloncesto de Corea del Sur y Corea del Norte posan para una foto después de su partido de exhibición en el gimnasio Ryugyong Chung Ju-yung de Pyongyang, el 5 de julio de 2018. (Foto del cuerpo de prensa)

Seúl/Seongnam, 6 de julio (Cuerpo de prensa/Yonhap) -- Los funcionarios, atletas y periodistas surcoreanos que visitaron Corea del Norte para jugar partidos amistosos de baloncesto, en medio de un deshielo en las relaciones intercoreanas, han regresado a casa este viernes.

La delegación de 100 miembros encabezada por el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, llegó a un aeropuerto en Seongnam, al sur de Seúl, en dos aviones militares que ya utilizaron para volar a Pyongyang el martes.

Las jugadoras y jugadores de baloncesto de Corea del Sur y Corea del Norte jugaron cuatro partidos amistosos entre el miércoles y el jueves, en seguimiento del acuerdo alcanzado por las dos Coreas durante sus recientes diálogos sobre la expansión de los intercambios deportivos.

Esta fue la primera vez en 15 años que jugaron este tipo de partidos.

Al margen del evento deportivo, los funcionarios de las dos Coreas tuvieron la oportunidad de reunirse.

El jueves, Cho se reunió con Kim Yong-chol, jefe del Departamento del Frente Unido de Corea del Norte a cargo de los asuntos intercoreanos. Sus funcionarios deportivos también sostuvieron conversaciones esa noche para discutir la cooperación a través del deporte.

Se esperaba que el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, asisitera a los partidos de baloncesto, ya que se sabe que es un gran aficionado del deporte, pero no acudió. Kim Yong-chol explicó que no podía unirse a él ya que estaba fuera de la ciudad dando una orientación sobre el terreno.

Este fue el último avance en la diplomacia intercoreana después de las reuniones cumbre de los líderes en abril y mayo, en las que acordaron ampliar los contactos y la cooperación transfronterizos.

El ministro de Unificación Cho expresó su optimismo de que el contacto y la cooperación con el Norte probablemente se expandirán incluso en el sector privado en el futuro.

El Gobierno hará todo lo que esté en su mano para ayudar a que los intercambios y cooperación intercoreanos en general se lleven a cabo de manera que contribuyan a un mayor avance de las relaciones entre las dos Coreas, dijo Cho al cuerpo de prensa al llegar al aeropuerto surcoreano.

Durante una cena de despedida organizada por el Norte el jueves, Cho dijo que había encontrado esperanza para la paz y la reconciliación en la península coreana a través de los partidos amistosos de baloncesto intercoreanos celebrados en Pyongyang esta semana.

En el mismo evento, Choe Hwi, vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte (WPK, según sus siglas en inglés), dijo que el evento conjunto de baloncesto había dejado una marca "imborrable" en la mente de muchos que lo vieron y que demostró que las dos Coreas son un país único que comparte la misma sangre, idioma e historia.

El funcionario norcoreano dijo que puede haber ganadores y perdedores en los juegos deportivos, pero que en el camino hacia la reunificación autodeterminada con la intención de volver a conectar las separadas líneas de sangre y la tierra, no hay ganadores ni perdedores.

La surcoreana Kim So-dam (izda.) y la norcoreana Pak Jin-a se cogen de la mano durante un partido de baloncesto femenino intercoreano entre las jugadores del "Equipo de la paz" y del "Equipo de la prosperidad" en el gimnasio Ryugyong Chung Ju-yung de Pyongyang, el 4 de julio de 2018. Las jugadoras de las dos Coreas se combinaron en los dos equipos. (Foto del cuerpo de prensa)
La surcoreana Kim So-dam (izda.) y la norcoreana Pak Jin-a se cogen de la mano durante un partido de baloncesto femenino intercoreano entre las jugadores del "Equipo de la paz" y del "Equipo de la prosperidad" en el gimnasio Ryugyong Chung Ju-yung de Pyongyang, el 4 de julio de 2018. Las jugadoras de las dos Coreas se combinaron en los dos equipos. (Foto del cuerpo de prensa)

adrian@yna.co.kr

(FIN)