2017/07/16 16:23 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- El Gobierno invertirá US$2.600 millones para las pymes debido al aumento del salario mínimo

El ministro de Estrategia y Finanzas, Kim Dong-yeon (2º por la dcha.) en una reunión mantenida con los ministros relacionados con la economía el 16 de julio del 2017 en el complejo gubernamental de Sejong.
El ministro de Estrategia y Finanzas, Kim Dong-yeon (2º por la dcha.) en una reunión mantenida con los ministros relacionados con la economía el 16 de julio del 2017 en el complejo gubernamental de Sejong.

Seúl, 16 de julio (Yonhap) -- El Gobierno ha dicho, este domingo, que invertirá cerca de 3 billones de wones (2.600 millones de dólares) para paliar el impacto que pudiera tener sobre las pymes la decisión de aumentar el salario mínimo para el próximo año.

Un comité, compuesto por representantes del Gobierno, los sindicatos y la patronal, decidió, el sábado pasado, aumentar un 16,4 por ciento interanual el salario mínimo para 2018, hasta los 7.530 wones (6,64 dólares) por hora, lo que supuso el mayor incremento interanual desde el 16,6 por ciento aumentado en el año 2000.

El ministro de Estrategia y Finanzas, Kim Dong-yeon, señaló, durante una reunión mantenida con los ministros relacionados con la economía, que, aunque la decisión será un enorme impulso para el crecimiento, liderado por los ingresos, también puede suponer una carga enorme para los propietarios de pequeños negocios.

Durante la reunión, el Gobierno decidió establecer una serie de medidas para apoyar a las pymes, como la provisión de dinero en efectivo a las empresas de menos de 30 empleados.

Asimismo, dijo que ampliará el número de negocios a los que se les concedan tarifas más bajas de tarjetas de crédito y disminuirá el límite sobre el incremento del depósito o la renta, que está actualmente en el 9 por ciento.

Además, se creará un equipo de trabajo al objeto de elaborar un plan de apoyo más detallado, para reflejarlo en la propuesta presupuestaria del próximo año.

Los principales grupos de presión empresarial expresaron esta mañana su preocupación de que el aumento del salario mínimo perjudique las condiciones empresariales y dificulte la creación de empleo.

Un representante de la Federación de Empleadores de Corea del Sur dijo que se trató de una decisión que no tuvo en cuenta a las pymes, que ya están experimentando dificultades por las difíciles condiciones económicas.

Añadió que la subida no tiene realmente un impacto directo en los grandes grupos empresariales, pero que tal medida puede considerarse como que la Administración actual está más de parte de los sindicatos que de la comunidad empresarial.

Aunque la decisión se considera prácticamente como una victoria para el círculo laboral, las organizaciones sindicales locales expresaron su decepción, dado que la cifra no cumple con su demanda.

Los sindicatos demandaron, en un principio, un aumento del 54,6 por ciento anual, o de 10.000 wones (8,8 dólares), mientras que la patronal sugirió un incremento del 2,4 por ciento, hasta los 6.625 wones (5,8 dólares). Finalmente, el arbitraje del Gobierno logró que ambas partes hicieran unas ofertas finales de 7.530 wones (6,6 dólares) y 7.300 wones (6,4 dólares), respectivamente.

El nuevo presidente liberal, Moon Jae-in, ha prometido incrementar el salario mínimo a 10.000 wones (8,8 dólares) por hora antes del término de su mandato en mayo de 2022.

elena@yna.co.kr

(FIN)