2018/07/11 17:40 KST

Article View Option

Corea del Sur levanta la guardia ante la guerra comercial total entre EE. UU. y China

Seúl, 11 de julio (Yonhap) -- El Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur ha dicho, este miércoles, que se preparará para una guerra comercial total entre Estados Unidos y China después de que Washington aumentara su presión sobre Pekín con un nuevo conjunto de artículos sujetos a aranceles punitivos.

El Gobierno estadounidense anunció una lista de productos chinos adicionales sujetos a altos aranceles de importación. La lista cubre alrededor de 200.000 millones de dólares en exportaciones chinas que podrían verse afectadas por un arancel del 10 por ciento. Es una extensa lista de más de 6.000 bienes, incluidos productos alimenticios, minerales y bienes de consumo.

La última medida se produce pocos días después de que las dos mayores economías del mundo impusieran aranceles por valor de 34.000 millones de dólares como represalia en los bienes entre sí, lo que suscita preocupaciones de que el crecimiento económico mundial se verá afectado de manera invariable y que otros países que envían bienes a las dos potencias sentirán el apuro en el futuro, incluida Corea del Sur.

El ministerio dijo que estudiará conjuntamente el amplio impacto de la disputa comercial en la economía surcoreana y sus exportaciones, así como el efecto dominó en la industria local y las empresas que hacen negocios en las dos naciones.

Se seguirá de cerca el impacto de la disputa comercial en el principal mercado de exportación y se ampliará el apoyo para las empresas que intentan entrar en mercados alternativos si es necesario, dijo el ministerio en un comunicado.

El jueves, Kang Sung-cheon, viceministro de Comercio, se reunirá con agencias de promoción del comercio, asociaciones industriales e institutos para determinar el impacto de la disputa comercial en la economía y el comercio locales.

El Instituto Surcoreano de Economía Industrial y Comercio (KIET, según sus siglas en inglés), un grupo de expertos estatal, especuló anteriormente que una guerra comercial total entre EE. UU. y China llevará a una disminución del volumen comercial y producto interno bruto (PIB) de ambos países, lo que a su vez afectaría a las exportaciones surcoreanas.

Como resultado, las exportaciones de Corea del Sur de productos intermedios a las dos naciones, especialmente chips de memoria, productos químicos y piezas de automóviles, se verán afectadas por la caída en la producción general de ciertos productos, dijo el KIET.

Aunque el Gobierno de Seúl afirma que la disputa comercial no se sentirá de inmediato en la economía local, la principal preocupación es que el enfrentamiento se podría convertir en un conflicto más amplio y prolongado con las dos partes aumentando los aranceles en miles de productos adicionales en lugar de negociar un acuerdo mutuamente aceptable.

adrian@yna.co.kr

(FIN)