<Feulner: Hace falta un boicoteo secundario para intensificar la presión sobre Pyongyang
SNS Share
Article View Option

2016/10/12 17:04 KST

Feulner: Hace falta un boicoteo secundario para intensificar la presión sobre Pyongyang

Edwin Feulner, expresidente de la Fundación Heritage
Edwin Feulner, expresidente de la Fundación Heritage

Seúl, 12 de octubre (Yonhap) -- Debe implementarse un boicoteo secundario para penalizar a aquellos envueltos en el comercio con Corea del Norte con el fin de presionar más a Pyongyang a abandonar sus programas de desarrollo nuclear y de misiles, dijo este miércoles el expresidente de la Fundación Heritage, Edwin Feulner.

En una entrevista celebrada al margen del Foro Mundial del Conocimiento, organizado por el diario surcoreano Maeil Business Newspaper, en Seúl, el exjefe de la Fundación Heritage dijo que nada debería ser descartado a la hora de hacer frente al Norte.

Feulner es conocido como un renombrado experto en Corea del Norte, quien se ha unido recientemente a la campaña del candidato presidencial estadounidense Donald Trump. Actualmente, funge como presidente del Centro de Estudios Asiáticos, un órgano de investigación dependiente de la fundación.

"Debe implementarse un boicoteo secundario en términos de incrementar las sanciones. Si la Administración Obama no tiene la voluntad de hacerlo, entonces debería haber una nueva Administración que sí la tenga y que desee realizarlo sobre las firmas chinas que suministran directamente a Corea del Norte", dijo Feulner.

"Después de todo, China es responsable del 100 por ciento de la energía de Corea del Norte y de alrededor de un 90 por ciento del comercio exterior con el Norte", añadió.

Hay una creciente demanda de una medida mucho más fuerte ante las preocupaciones de que el Norte está utilizando algunas "lagunas" en las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para obtener divisas convertibles y el material necesario para desarrollar sus capacidades de misiles y nucleares.

Un boicoteo adicional, que penalice a las firmas extranjeras que comercien con un país sancionado, ha sido citado como uno de los modos más eficaces para refrenar al Norte.

Ha persistido un alto nivel de tensión desde que el Norte llevó a cabo su quinto ensayo nuclear, a principios de septiembre, y se ha reportado que Pyongyang está preparado para entablar cualquier provocación militar importante, pese a las múltiples resoluciones y sanciones punitivas. El CSNU está trabajando actualmente en una nueva resolución para castigar al Norte por la prueba nuclear del 9 de septiembre.

Feulner se hizo eco de las declaraciones de Wendy Sherman, exvicesecretaria de Estado para asuntos políticos de EE.UU. y principal consejera de Hillary Clinton. Sherman dijo, en el foro del martes pasado, que debería utilizarse todo medio posible, inclusive un acto militar, para desnuclearizar a Corea del Norte.

Según Feulner, hay una serie de cosas que hacer antes de llegar a una confrontación militar total, pero, al mismo tiempo, no se pueden descartar las posibilidades presentadas en la mesa por Corea del Norte. Añadió que el régimen norcoreano debería ser consciente de que la sólida alianza está preparada para encararse al desafío que está provocando Corea del Norte.

Dijo que el líder norcoreano, Kim Jong-un, debería responsabilizarse por no asumir las sanciones internacionales.

"Este hombre no es tonto. Pero tiene una mano floja. La está jugando muy fuerte y difícil. Tiene que ser confrontado para saber que no podrá salirse con la suya", apuntó.

Ante la pregunta de si los ataques preventivos contra el régimen norcoreano son una opción convincente y posible, dijo que es "aún prematuro" pero que "cada vez lo es menos", ya que Corea del Norte avanza su desarrollo "cada vez con mayor agresividad".

Respecto a las declaraciones controvertidas de Donald Trump que demandan un reparto justo del coste que supone la presencia de las tropas estadounidenses en Corea del Sur, además de la argumentación de que un acuerdo de libre comercio con Seúl está dañando a su país, Feulner dijo que es habitual que un presidente reconsidere las políticas realizadas por la Administración previa, defendiendo, aparentemente, las opiniones del candidato presidencial republicano.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)