<Hill: Trump mantendrá una política 'muy dura' contra Corea del Norte
SNS Share
Article View Option

2016/11/14 16:36 KST

Hill: Trump mantendrá una política 'muy dura' contra Corea del Norte

Seúl, 14 de noviembre (Yonhap) -- Se estima que el presidente estadounidense electo, Donald Trump, siga una política "muy dura" contra Corea del Norte, con una mínima posibilidad de que busque el diálogo con la cúpula norcoreana, ha dicho este lunes un antiguo enviado nuclear estadounidense.

Corea del Sur está monitorizando de cerca la postura que tomará Trump para resolver el estancamiento nuclear norcoreano, ya sea aplicando una mayor presión y sanciones contra el Norte o por medio del diálogo con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El ex secretario de Estado adjunto Christopher Hill, dijo que en base a la selección de Trump del jefe de personal y las figuras principales examinadas como posibles candidatos para el personal de seguridad nacional, cree que la política sobre Corea de Norte del futuro presidente estadounidense será "muy dura".

"Soy escéptico de que esté interesado en algún tipo de reunión con la cúpula norcoreana. Tengo muchas dudas de que busque una reunión de tal tipo", dijo Hill durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap.

Hill dijo que es muy pronto para hablar sobre lo que podrían ser los elementos específicos de tal política dura, pero algo como la política de "paciencia estratégica" con Corea del Norte del actual presidente estadounidense, Barack Obama, no podrá ser esperada bajo la Administración Trump.

Hill se encuentra en Seúl para asistir a un foro sobre unificación, que tiene por fin discutir las formas de lograr una unificación pacífica de la península coreana dividida y resolver el problema nuclear norcoreano.

Los comentarios del exfuncionario tienen lugar mientras el Norte está logrando avances en el desarrollo de sus programas nuclear y de misiles, con dos ensayos nucleares norcoreanos solo en este año además de los realizados en 2006, 2009 y 2013.

Hill también fungió, de 2005 a 2009, como jefe negociador nuclear de Estados Unidos en las reuniones sixpartitas para la desnuclearización norcoreana. Las reuniones a seis bandas, que involucran a las dos Coreas, Estados Unidos, China, Japón y Rusia, han estado suspendidas desde finales de 2008, cuando Pyongyang abandonó abruptamente la mesa de negociación.

Desde entonces, Corea del Norte no ha mostrado señales de abandonar su arsenal nuclear. El régimen comunista afirma que se ha convertido en un Estado nuclear con la capacidad de producir ojivas nucleares lo suficientemente pequeñas como para ser cargadas en misiles balísticos.

Hill dijo que si Corea del Norte es inteligente, reconocerá que es mejor detener las provocaciones durante la investidura presidencial de Trump.

"Las provocaciones de Corea del Norte para recibir a la Administración (Trump) no serán gratas. Creo que el Norte debería ser muy cauteloso sobre realizar tales provocaciones", añadió.

Hill, quien trabaja actualmente como decano de la Escuela de Estudios Internacionales Josef Korbel de la Universidad de Denver, destacó que Washington no aceptará a Pyongyang como un Estado nuclear.

Hill dijo que Trump señaló que, a su entender, la influencia china sobre Pyongyang es crítica para la implementación exitosa de las políticas de Washington sobre Corea del Norte.

"Para mí, una de las principales preguntas es de qué manera trabajará con China sobre Corea del Norte", dijo el exfuncionario.

Mientras tanto, el ex enviado especial dijo que Corea del Sur ha hecho mucho para mantener financieramente la defensa, en cuanto al llamamiento de Trump para el reparto justo de la carga que supone el estacionamiento en la península de los soldados estadounidenses.

Durante la campaña electoral, Trump dijo que Corea del Sur debería pagar más para mantener a los cerca de 28.500 soldados estadounidenses en Corea del Sur.

"Hay procesos que han estado en curso desde hace muchos años, para el balance justo de los gastos. No creo que dicho proceso cambie", dijo Hill añadiendo que no ve la necesidad de que tampoco cambie.

Según Hill, se estima que la Administración Trump busque una mayor cooperación con Seúl en las cuestiones norcoreanas y sobre la alianza bilateral.

"Creo que, por todos los indicios, él tiene un gran respeto por la ROK y no creo que quiera hacer cosas que podrían oponerse a la ROK", dijo el decano usando el acrónimo del nombre oficial de Corea del Sur, la República de Corea (ROK, según sus siglas en inglés).

paola@yna.co.kr

(FIN)