<La política estadounidense sobre los DD. HH. norcoreanos seguirá bajo la Administración Trump
SNS Share
Article View Option

2016/11/15 10:30 KST

La política estadounidense sobre los DD. HH. norcoreanos seguirá bajo la Administración Trump

Seúl, 15 de noviembre (Yonhap) -- El enviado especial de Estados Unidos para los temas de los derechos humanos de Corea del Norte ha expresado este martes la esperanza de que la política de Washington sobre los abusos de los derechos de Pyongyang "logrará progresos" aún bajo la Administración venidera de Donald Trump.

El comentario del embajador Robert King tiene lugar en medio de las preocupaciones de que el presidente electo de Estados Unidos, Trump, podría poner menor prioridad en la mejora de la miserable situación de los derechos humanos norcoreanos.

El enviado expresó la esperanza de que la política de Washington dedicada a mejorar el historial de los derechos humanos de Pyongyang se mantenga bajo la nueva Administración, citando un consenso bipartidista sobre el tema.

"(La aprobación de un proyecto de ley de sanciones de EE. UU. sobre Corea del Norte) es la señal más clara de la postura política de Estados Unidos sobre el tema", dijo King en una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap. "Es el tema en el que la mayoría de los estadounidenses está de acuerdo firmemente. Creo que seguirá realizando progresos", subrayó.

A comienzos de este año la Cámara de Representantes y el Senado aprobaron la legislación sobre Corea del Norte, que urge a incluir obligatoriamente en la lista negra a aquellos que ayuden a Pyongyang con sus programas nucleares y de misiles, abusos de los derechos humanos, ataques cibernéticos y otros crímenes.

King mantuvo diálogos con su homólogo surcoreano, el lunes pasado en Seúl, para discutir las maneras de mejorar la situación de los derechos humanos en el Norte.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl, el enviado de Estados Unidos dijo, durante la reunión, que el Congreso de EE. UU. tendrá un interés consistente en la violación de los derechos humanos de Pyongyang aún después de que la Administración Trump asuma el cargo a principios del próximo año.

Su visita a Seúl tiene lugar a medida que la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que trata los asuntos sociales, culturales y humanitarios, tiene previsto votar, el martes (hora de Nueva York), una resolución que condene los abusos de los derechos de Corea del Norte.

Las graves violaciones de los derechos humanos de Corea del Norte recibieron el centro de atención de la comunidad internacional gracias a un informe emblemático de la Comisión de Investigación de la ONU, divulgado a principios de 2014.

El informe urge a que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas refiera "los crímenes contra la humanidad" de Pyongyang al Tribunal Penal Internacional. La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó resoluciones relevantes por segundo año consecutivo en 2015.

En particular, el borrador de la resolución de este año expresa, por primera vez, la seria preocupación sobre las exportaciones de mano de obra de Pyongyang.

Se cree que más de 50.000 norcoreanos fueron forzados a trabajar en el exterior, principalmente en China y Rusia, enviando cantidades considerables de sus salarios al régimen norcoreano. Según consta, Pyongyang gana más de 200 millones de dólares al año mediante dicha exportación laboral.

El reconocimiento de dicho tema en la resolución de la ONU muestra que el asunto está recibiendo cada vez más atención, dijo King.

El enviado de EE. UU. dijo que Seúl y Washington están trabajando estrechamente para concentrarse en el tema, añadiendo que su coordinación seguirá avanzando.

Asimismo, la resolución especifica de nuevo que las violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte están siendo perpetradas por "instituciones bajo el control efectivo del liderazgo de Corea del Norte", urgiendo la rendición de cuentas de la situación.

Esto incluye no solo a aquellos en la cima de la cúpula, sino a todos los niveles, apuntó King. Asimismo, dijo que considera muy importante que esto sea incluido en la resolución de las Naciones Unidas.

El enviado dijo que EE. UU. está monitorizando si podrá incluir a más perpetradores norcoreanos en su lista de sanciones sobre los abusos de los derechos de Pyongyang.

EE. UU. planea divulgar una segunda lista negra en diciembre sobre los funcionarios y entidades norcoreanos que serán sancionados por su papel en las violaciones de los derechos humanos. En julio Washington implementó, por primera vez, sanciones sobre el líder norcoreano, Kim Jong-un, por los abusos de los derechos humanos.

El criterio es el mismo que el utilizado en julio y la posibilidad de añadir nombres en diciembre depende de la información disponible, dijo King sin dar detalles.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)