<Corea del Sur debería impulsar la colaboración para preparar la próxima revolución industrial, según un economista
SNS Share
Article View Option

2016/12/02 20:12 KST

Corea del Sur debería impulsar la colaboración para preparar la próxima revolución industrial, según un economista

Seúl, 2 de diciembre (Yonhap) -- Corea del Sur necesita trabajar con otros países para prepararse para la nueva revolución industrial, según dijo este viernes el economista Philip Schellekens, debido a que la competitividad y las interacciones pueden fomentar la innovación.

Corea del Sur se benefició de la implementación y mejora de nuevas tecnologías inventadas en otras naciones, aunque aún no ha desarrollado una base de innovaciones propias.

Philip Schellekens (Imagen cortesía de la página web del Instituto de Desarrollo de Corea del Sur)
Philip Schellekens (Imagen cortesía de la página web del Instituto de Desarrollo de Corea del Sur)

"Lo importante es que Corea del Sur se prepare para la nueva revolución industrial, colabore e interactúe estrechamente con el resto del mundo", dijo Schellekens, economista del Banco Mundial, en una breve entrevista concedida a la Agencia de Noticias Yonhap en los márgenes de un foro sobre la revolución industrial celebrado en Seúl.

Schellekens dijo que la investigación en nuevas tecnologías se debe llevar a cabo de forma interactiva, afirmando que de esa forma "estamos mejor conectados, podemos lanzar productos más rápidamente, más personalizados".

Sus comentarios llegaron en un momento de gran competitividad global por llevar la delantera en áreas como inteligencia artificial, el Internet de las Cosas (IoT, según sus siglas en inglés), vehículos de conducción autónoma, impresión en 3D y biotecnología, sectores que podrían provocar enormes cambios en la sociedad.

Corea del Sur anunció que en los próximos diez años inyectará 1,6 billones de wones (1.300 millones de dólares) en nueve tecnologías clave, incluidas la inteligencia artificial, la realidad virtual y la realidad aumentada, como parte de los esfuerzos de preparación para la cuarta revolución industrial.

Schellekens dijo que en Asia hay una carrera por situarse en cabeza y que la competitividad obliga a los países a mejorar de forma continua porque "estar quieto no es una opción".

El economista dijo que Corea del Sur carece de un sistema de capital riesgo que pueda apoyar a emprendedores e innovaciones en sus primeras etapas de desarrollo.

"Necesitamos capital paciente con la voluntad de apoyar a emprendedores que pueden fracasar. Esto es parte de la cultura que fomenta una mayor tolerancia al riesgo en la economía entre los actores clave -emprendedores- y es importante para tener éxito. En esta nueva era es importante ser capaz de permitir fracasar a las compañías", afirmó Schellekens.

felipe@yna.co.kr

(FIN)