<Embajador de EE. UU.: Corea del Sur no es una oportunista en la Defensa
SNS Share
Article View Option

2016/12/30 15:19 KST

Embajador de EE. UU.: Corea del Sur no es una oportunista en la Defensa

El embajador de Estados Unidos ante Corea del Sur, Mark Lipper
El embajador de Estados Unidos ante Corea del Sur, Mark Lipper

Seúl, 30 de diciembre (Yonhap) -- Corea del Sur no se aprovecha gratuitamente del sistema de defensa estadounidense y, de hecho, está haciendo grandes contribuciones a la allianza de defensa de ambos países, según dijo el embajador de Estados Unidos ante Corea del Sur, Mark Lippert.

Los debates sobre el tema de la distribución de los costos de defensa se han renovado recientemente entre los dos aliados, ya que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó de forma reiterada, durante su campaña electoral, que los aliados en defensa de Estados Unidos, incluidos Corea del Sur y Japón, no estaban contribuyendo lo suficiente.

"Corea del Sur no es una oportunista. De hecho, en términos de sus contribuciones a la alianza, es muy grande", dijo el embajador estadounidense durante su reciente entrevista con Yonhap News TV, refutando las afirmaciones de Trump. Yonhap News TV es la filial de noticias televisivas de la Agencia de Noticias Yonhap.

Como ejemplos de las contribuciones surcoreanas, Lippert citó el servicio militar obligatorio surcoreano, el aumento anual de 2 al 5 por ciento en las contribuciones a los costos de defensa, así como el pago de la mayoría de los costos para mantener las instalaciones militares estadounidenses.

Según el embajador, tales contribuciones son de gran importancia. Lippert destacó que la alianza bilateral se mantendrá sólida en el futuro, independientemente del cambio de Administración en Washington.

El enviado estadounidense dijo que la relación bilateral está en muy buena forma y que hay un fuerte apoyo democrático a la relación, añadiendo que la alianza es popular en ambos lados del Pacífico, lo que les coloca en una posición muy buena.

Según Lippert, "hay una base sólida, un apoyo popular y un fuerte mecanismo para manejarnos y guiarnos en la dirección correcta".

Asimismo, el embajador señaló que, a lo largo de los ocho años de la Administración Barack Obama, se ha dejado abierta la puerta para las negociaciones con Corea del Norte, así como con Irán, Cuba y Myanmar (la antigua Birmania), solicitando a Pyongyang que regresara a la mesa de negociaciones. Debido a que, desafortunadamente, Kim Jong-un y el régimen norcoreano optaron por no pasar por la puerta, se cambió el cálculo del compromiso hacia las sanciones.

El embajador apuntó que las sanciones tratan de alentar al régimen norcoreano a volver a la mesa de negociaciones y comenzar negociaciones creíbles y auténticas para desnuclearizar la península coreana.

Lippert dijo que, tal vez, con el cambio de Administración en los Estados Unidos "haya una oportunidad" para el diálogo entre Washington y Pyongyang.

El embajador también rechazó la protesta de China sobre la decisión de los aliados de desplegar el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense en Corea del Sur. Los dos aliados anunciaron sus planes a comienzos de este año sobre su despliegue para finales de 2017.

El embajador dijo que es una decisión soberana de Corea del Sur, tomada en consultas con la alianza, y que es necesaria para contrarrestar el muy peligroso y creciente programa nuclear y de misiles del Norte.

Asimismo, el embajador añadió que el THAAD no está dirigido a un tercer país, especificando a China. Lippert dijo que el THAAD es necesario por el aliado chino, Corea del Norte, que está desarrollando programas de misiles y nucleares.

Lippert dijo que la alianza entre Estados Unidos y Corea del Sur se mantiene fuerte y que juntos implican a China para hacer lo correcto y poner más énfasis en la resolución de las amenazas nucleares y de misiles norcoreanas.

El enviado también dijo que Estados Unidos espera "continuidad política en el despliegue del THAAD" incluso después de un cambio de Gobierno en el Sur, un comentario aparentemente consciente de la creciente promesa del bloque opositor de revertir el plan de despliegue en el país.

paola@yna.co.kr

(FIN)