<El ex secretario general de la ONU insinúa que se unirá a un partido político minoritario
SNS Share
Article View Option

2017/01/23 18:43 KST

El ex secretario general de la ONU insinúa que se unirá a un partido político minoritario

El ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ofrece una entrevista a la Agencia de Noticias Yonhap.
El ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ofrece una entrevista a la Agencia de Noticias Yonhap.

Seúl, 23 de enero (Yonhap) -- Ban Ki-moon, ex secretario de las Naciones Unidas y destacado candidato presidencial, ha insinuado este lunes la posibilidad de unirse a un bloque minoritario de políticos, destacando su esfuerzo para un cambio en la política plagada por disputas partidistas e ideológicas.

Durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, Ban mostró su aparente preferencia hacia la llamada "tercera zona política", un grupo de políticos que no forman parte del sistema político mayoritario sino que tratan de abrazar el sentimiento antisistema en el país.

"La idea de una tercera zona política es un llamamiento a unir fuerzas con las personas que no prevalecen en los dos extremos del espectro político enzarzados en (disputas) ideológicas sin interés en (el bienestar de) la nación y el pueblo", dijo Ban durante su primera entrevista con los medios de comunicación después de regresar al país a comienzos de este mes, tras fungir como jefe de la ONU durante 10 años.

Ban añadió que se reunirá con una mente abierta con todas las personas que concuerdan con esta idea.

La tercera zona política se refiere a menudo al segmento de políticos que no guardan relación con la presidenta surcoreana Park Geun-hye ni con Moon Jae-in, exlíder del principal partido opositor, el Partido Democrático, quienes forjaron facciones poderosas en los bloques gubernamental y opositores, respectivamente, a expensas de la unidad dentro del partido.

Se cree que Ban, que actualmente no está afiliado a ningún bloque político, se unirá a un nuevo grupo político en lugar de crear un partido propio o unirse a uno de los grandes, como el Partido Saenuri y su rival el Partido Democrático.

El excanciller surcoreano todavía debe anunciar oficialmente su candidatura a presidente. Sin embargo, Ban ha señalado reiteradamente sus ambiciones presidenciales, prometiendo utilizar su experiencia en el organismo internacional para ayudar a hacer progresar el país.

En referencia a la unión de políticos del bloque minoritario, Ban destacó la necesidad de que "conservadores con mentalidad reformista y liberales racionales" unan sus fuerzas a fin de salvar al país de diversos desafíos de seguridad, económicos y políticos.

Ban dijo que trabajará con quienes compartan sus ideas, visión política, plataforma y políticas que tomarán forma en un futuro cercano.

Ante la pregunta de cuándo tomará una decisión sobre su adhesión a un partido político, Ban respondió que tomará una decisión "pronto".

Durante la entrevista, Ban también propuso la idea de organizar simultáneamente las elecciones presidenciales y parlamentarias, mediante una revisión constitucional, como parte de los esfuerzos para prevenir la división nacional que podría surgir durante las campañas electorales.

El ex secretario general dijo que, tal como los ciudadanos se entusiasman y al mismo tiempo se dividen durante las elecciones presidenciales, dos años después, cuando esas emociones todavía no se apaciguaron del todo, estarán dividiéndose nuevamente debido a las elecciones parlamentarias.

Asimismo, Ban reiteró su apoyo a una revisión de la Constitución para promulgar un sistema que limite el excesivo poder presidencial.

El exdiplomático surcoreano dijo que la revisión constitucional es necesaria para un cambio en la política, añadiendo que el modelo preferible es uno basado en el control y el equilibro de un poder presidencial compartido.

Ban también comentó las crecientes disputas entre Seúl y Tokio debido a la estatua que simboliza a las ex esclavas sexuales coreanas durante los tiempos de guerra. El excanciller destacó que si la condición del histórico acuerdo de 2015 sobre el pago de 1.000 millones de yenes (8,8 millones de dólares) por Japón a las mujeres de consuelo es la retirada de la estatua, no podrá aceptar el acuerdo.

Ban dijo que lo más importante es ayudar a las víctimas a hacer frente a sus resentimientos antes de que fallezcan, señalando que el acuerdo entre Seúl y Tokio no es el final de la cuestión que involucra a las víctimas forzadas a trabajar en los burdeles nipones de primera línea durante la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, Ban también expresó su oposición a la idea de que el Gobierno elabore los libros de texto de historia, explicando que para mejorar la libertad de pensamiento y creatividad debe haber libros de texto que sostengan diversas perspectivas.

Además, Ban expresó su pesar por los políticos que prometen acortar el período del servicio militar obligatorio para los hombres surcoreanos como una promesa para sus campañas presidenciales, diciendo que solo intentan "calcular los votos".

paola@yna.co.kr

(FIN)