<Theodore D. Martin: Regresaré si Corea del Sur necesita ayuda

2017/06/20 16:09 KST

Article View Option

Theodore D. Martin: Regresaré si Corea del Sur necesita ayuda

Uijeongbu, Corea del Sur, 30 de junio (Yonhap) -- Como punto final a su servicio de dos años como teniente general de la Segunda División de Infantería del Ejército estadounidense ante Corea del Sur, Theodore D. Martin, dijo que su cuerpo partirá el mes próximo de Corea del Sur, pero que su "corazón" permanecerá aquí.

Martin prometió regresar a la península coreana cada vez que los surcoreanos necesiten ayuda, al igual que su padre y su tío participaron en la Guerra de Corea de 1950-53.

"Pronto terminaré mi mando aquí. Mis órdenes me envían al Pentágono. Por lo que ahí es donde estará mi cuerpo, pero mi corazón siempre estará aquí en Corea (del Sur)", dijo el comandante general durante una entrevista, realizada, el lunes pasado, en su oficina del Campamento Red Cloud de Uijeongbu, al norte de la capital surcoreana.

La herencia militar de su familia se remonta a hace más de diez generaciones. Martin ya estaba familiarizado con Corea por las historias oídas de su padre desde su niñez.

"Ojalá mi padre y mi tío estuvieran vivos", dijo Martin, agregando que estarían "sorprendidos" al ver cómo ha cambiado Corea del Sur.

El teniente general de la Segunda División de Infantería del Ejército estadounidense ante Corea del Sur, Theodore D. Martin
El teniente general de la Segunda División de Infantería del Ejército estadounidense ante Corea del Sur, Theodore D. Martin

Uno de los eventos más memorables para Martin en el país fue la visita al lugar de batalla histórico de Chipyeong-ni, llamado actualmente Jipyeong-ri, en Yangpyeong, al este de Seúl. Miles de soldados surcoreanos, estadounidenses y franceses ganaron la batalla de 1951 contra unos 25.000 soldados chinos.

"Vi lo mucho que el pueblo coreano recuerda la batalla y cómo honran a los caídos y su sacrificio", dijo Martin. "Es algo que contaré cuando regrese a casa y me reúna con los veteranos de la Guerra de Corea, que no son olvidados, que su sacrificio es honrado y recordado".

El militar estadounidense también agradeció a los residentes de las ciudades como Uijeongbu, Dongducheon y Pocheon, donde operan sus tropas, diciendo que realmente hicieron que su experiencia, alejado de su hogar, fuera especial.

"Voy a echarlos de menos, no puedo esperar hasta que vuelva y vea dónde está Corea (del Sur), digamos, dentro de cinco años", añadió el estadounidense, quien también fungió el cargo de comandante de la División Combinada de Corea del Sur y Estados Unidos.

El comandante apreció los preparativos del Gobierno municipal de Uijeongbu para un concierto que tuvo lugar recientemente para su división, aunque fue paralizado debido a una protesta en contra de los Estados Unidos.

A comienzos de este mes, las autoridades locales organizaron el concierto para celebrar el 100º aniversario del establecimiento de la división conjunta, la primera en llegar de Estados Unidos después del estallido de la Guerra de Corea. Presuntamente, más de 7.000 soldados de dicha división perecieron en combate.

El aniversario se celebra en octubre de este año, pero los funcionarios municipales, incluido el alcalde, Ahn Byung-yong, deseaban celebrar el concierto antes de la partida del comandante, en reconocimiento a su servicio entregado en el país.

Ante la presión pública, varios cantantes de música K-pop no aparecieron o dejaron el escenario sin realizar la función.

"Sin resentimientos. En Estados Unidos, tenemos un dicho que dice la intención es lo que cuenta", dijo Martin. "Para nosotros el regalo fue todo el trabajo en sí que se invirtió en preparar el concierto para nosotros", añadió Martin, reafirmando su afecto por Corea del Sur.

Fue la primera respuesta oficial del comandante al incidente, que pasó a los titulares de los periódicos locales e, incluso, llevó a la oficina presidencial a expresar su pesar.

Cheong Wa Dae dijo que era lamentable que se haya visto interrumpido un evento preparado como muestra de gratitud y despedida.

El militar estadounidense puso fin a la entrevista diciendo que si hay una crisis volverá y que todo lo que necesita es un rifle y balas.

paola@yna.co.kr

(FIN)