<La funcionaria del COI que supervisa los preparativos para los JJ. OO. de PyeongChang está encantada con Corea del Sur

2017/09/04 17:22 KST

Article View Option

La funcionaria del COI que supervisa los preparativos para los JJ. OO. de PyeongChang está encantada con Corea del Sur

PyeongChang, Corea del Sur, 4 de septiembre (Yonhap) -- Gunilla Lindberg, directora de la Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional (COI) para los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, ha estado visitando Corea del Sur durante buena parte de la última década.

La funcionaria está encargada de supervisar los preparativos de PyeongChang para los próximos juegos olímpicos invernales en Corea del Sur, los primeros del país. Antes de que PyeongChang ganase la candidatura como anfitriona de las olimpiadas invernales de 2018, hace siete años, Lindberg lideró la Comisión de Evaluación del COI de la ciudad candidata en aquel entonces.

Según Lindberg, ha visitado en 32 ocasiones Corea del Sur y ya ha visto virtualmente todo lo que el país tiene que ofrecer, afirmando que es justo todo lo que le gusta.

"Cada vez me enamoro más y más de su país", dijo la directora sueca a la Agencia de Noticias Yonhap durante una entrevista realizada, el miércoles pasado, en PyeongChang, a unos 180 kilómetros al este de Seúl. Lindberg lideró su Comisión de Coordinación en la reunión final mantenida en la comarca surcoreana antes de los juegos olímpicos.

Aunque la mayoría de las visitas de la directora han sido apretadas y han involucrado la "discusión de cuestiones técnicas", Lindberg dijo que ha podido tomarse un tiempo para disfrutar de la "hermosa naturaleza" de PyeongChang y su región.

"Hemos sido lo suficientemente afortunados como para estar aquí tanto cuando hizo muchísimo frío como cuando hace calor. Hemos visto el hermoso verano que tienen", dijo Lindberg, añadiendo que está segura de que, incluso después de los juegos, regresará a visitar el país.

Lindberg, quien fungió como vicepresidenta del COI entre los años 2004 a 2008, habló de su "interesante andadura", dado que fue testigo de primera mano del desarrollo de la comarca surcoreana.

"(La Comisión de Coordinación) comenzó hace seis años, y vinimos a un lugar del que no sabíamos mucho", dijo Lindberg y añadió: "Ahora todo está cambiando. Cuando se comienza un proyecto como este, se convierte en una gran parte de tu vida. Quieres que sea verdaderamente bueno al final".

La directora dijo que PyeongChang necesita realizar un esfuerzo final en cuanto a su plan de transporte y servicios para los atletas. La ciudad anfitriona también debe asegurarse de que los estadios estén llenos durante las olimpiadas.

PyeongChang recibirá a unos 90 países y, según la directora sueca, es una "gran tarea operativa" encontrar voluntarios y seleccionarlos o encontrar espacio para estacionar los vehículos o hacerse cargo de cuestiones técnicas más pequeñas. Lindberg añadió que incluso es "más difícil cuando se organizan juegos invernales debido a que se depende de las condiciones climáticas, cosa que no se puede prever."

Lindberg añadió que PyeongChang debe asegurarse de que los planes están listos para utilizar las sedes olímpicas después de las competencias, debido a que el COI no desea "elefantes blancos". El término "elefante blanco" se refiere a la construcción o instalación de un bien inmueble que ha sido costosa pero carece de utilidad.

PyeongChang dijo que ha preparado los planes para después del evento internacional de 10 de 12 sedes.

Asimismo, Lindberg dijo que no toda la carga debe ser asumida solo por la comarca anfitriona, dado que los juegos olímpicos son un proyecto a nivel nacional.

Aunque el proyecto puede ser uno a nivel nacional, PyeongChang ha tenido problemas generando expectación entre el público. Según un sondeo realizado en julio entre 1.000 surcoreanos solo el 35,1 por ciento dijo estar interesado en las olimpiadas, lo que supone un descenso con respecto al 40,3 por ciento registrado en mayo. Asimismo, solo el 41,1 por ciento de los encuestados dijo que espera con ansia las olimpiadas, en comparación con el 44 por ciento de mayo. Aunque, posteriormente, en la mayoría de los casos el nivel de interés tiende a aumentar en el último minuto, según la directora.

Asimismo, Lindberg dijo que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, nombrado recientemente embajador honorario del evento, debería proporcionar un impulso a los esfuerzos de promoción de los juegos olímpicos.

"(Moon) desea el éxito de su país y su gente", dijo Lindberg, añadiendo que podía sentirse el interés del presidente en los deportes y afirmando que Moon es un buen embajador honorario.

Gunilla Lindberg, directora de la Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional (COI) para los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, habla con la Agencia de Noticias Yonhap, el 30 de agosto de 2017, en la comarca surcoreana de PyeongChang, provincia de Gangwon.
Gunilla Lindberg, directora de la Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional (COI) para los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, habla con la Agencia de Noticias Yonhap, el 30 de agosto de 2017, en la comarca surcoreana de PyeongChang, provincia de Gangwon.

paola@yna.co.kr

(FIN)