<El presidente del senado mexicano expresa su deseo para una mejor relación intercoreana a través de los JJ. OO.

2018/01/25 14:59 KST

Article View Option

El presidente del senado mexicano expresa su deseo para una mejor relación intercoreana a través de los JJ. OO.

Seúl, 25 de enero (Yonhap) -- El presidente del Senado de México, Ernesto Cordero Arroyo, ha expresado su deseo de que la participación, en febrero, de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, marque un "nuevo comienzo" en las relaciones de las dos Coreas, tensas por las continuas provocaciones norcoreanas.

Durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, el exministro de Finanzas mexicano también renovó el apoyo de México a la desnuclearización de la península coreana y señaló la necesidad de que Pyongyang explore una "nueva visión" para poner fin a su aislamiento y fomentar la prosperidad de su pueblo.

"El hecho de que estén representadas juntas en el desfile, Corea del Sur y Corea del Norte, y que tengan un equipo conjunto de 'hockey' sobre hielo femenino... Creo que eso muestra algunas señales", dijo Cordero.

"Espero que, ciertamente, esta señal de paz, que implica el desfile olímpico, sea el comienzo de un nuevo entendimiento entre Corea del Sur y Corea del Norte", agregó el funcionario. Cordero llegó el domingo pasado a Seúl para realizar una visita de seis días de duración.

El presidente del Senado de México, Ernesto Cordero Arroyo, ofrece una entrevista a la Agencia de Noticias Yonhap, el 24 de enero de 2018, durante su visita a Corea del Sur.
El presidente del Senado de México, Ernesto Cordero Arroyo, ofrece una entrevista a la Agencia de Noticias Yonhap, el 24 de enero de 2018, durante su visita a Corea del Sur.

El presidente del Senado se refería al reciente acuerdo intercoreano para marchar conjuntamente, bajo una bandera coreana unificada, durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, que tendrán lugar del 9 al 25 de febrero en la comarca alpina surcoreana de PyeongChang. Asimismo, ambas Coreas acordaron formar un equipo conjunto de hockey sobre hielo femenino.

El Norte está listo para enviar una delegación deportiva de 46 miembros, incluidos 22 atletas, a los juegos cuatrienales. Además, ha ofrecido enviar un grupo de 230 animadoras, un equipo de demostración de taekwondo y una troupe artística.

El jefe del Senado mexicano también recordó los esfuerzos de Corea del Sur para promover la paz durante las Olimpiadas de Verano de 1988, organizadas en Seúl, asegurando la participación de Estados Unidos y la Unión Soviética, enemigos acérrimos de la Guerra Fría.

"Si recuerdan los Juegos Olímpicos en Moscú en 1980, EE. UU. decidió no participar y durante los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, la Unión Soviética boicoteó los juegos", dijo Cordero. "(Corea del Sur) aprovechó los juegos olímpicos para promover la paz en 1988, y lo está haciendo nuevamente en PyeongChang este año".

Cuando se trata de promover la paz, México siempre ha estado del lado surcoreano, destacó Cordero.

Según el funcionario latinoamericano, México ha sido un aliado muy fuerte de Corea del Sur, realizando esfuerzos para buscar la paz en la península coreana.

"México expulsó, hace un par de meses, al embajador de Corea del Norte en la Ciudad de México -una expulsión permanente- porque no compartimos la visión de Corea del Norte, y Corea (del Sur) es nuestro amigo y nuestro socio, y queremos estar con nuestro aliado y mostrar solidaridad", agregó Cordero.

Asimismo, el funcionario increpó a Pyongyang por sus continuas provocaciones que han desestabilizado, durante mucho tiempo, la península coreana.

"(Los norcoreanos) están tirando de las riendas demasiado, y quieren crear tensión... El resto del mundo no debería permitir eso", añadió Cordero.

Al comentar sobre la depauperada economía del Norte, el funcionario hizo un llamamiento para que el solitario país comunista se abra al mundo exterior. El líder del Senado señaló que la historia ha demostrado que el modelo económico comunista ha "fracasado".

"Es obvio. Tiene que abrir su economía. Debe abrirse al libre comercio. Debe tener firmes políticas económicas y monetarias. Necesita propiedad privada para tener éxito", afirmó el funcionario.

Cuando se es un planificador central y se cree que se puede controlar la vida y economía de todos, sin poseer corporaciones privadas, y todo tiene que ser hecho por el Gobierno, ese modelo demuestra que es un fracaso".

Cordero destacó, durante la entrevista, la importancia de Corea del Sur en los esfuerzos de su país para acentuar el compromiso estratégico con los países de la región de Asia y el Pacífico, calificándolo como el "motor del crecimiento mundial".

Los dos pilares de los esfuerzos son el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, un acuerdo de libre comercio sometido a debate, que involucra a 11 países de la cuenca del Pacífico, y la Alianza del Pacífico, un bloque comercial latinoamericano formado por Chile, Colombia, México y Perú.

Cordero solicitó a Corea del Sur que se una a la Alianza del Pacífico.

"(La alianza) ha sido un gran éxito, y ahora tenemos cuatro Estados asociados: Singapur, Australia, Canadá y Malasia", señaló Cordero, afirmando que Corea del Sur también busca ser parte de la misma. Por dicho motivo, según Cordero, sería realmente importante si Seúl también puede ser un Estado asociado en la Alianza del Pacífico.

El funcionario también solicitó una mayor cooperación bilateral en el desarrollo de la tecnología, el turismo y otros sectores.

paola@yna.co.kr

(FIN)