<La Cruz Roja Internacional está lista para ampliar su apoyo humanitario a Corea del Norte

2018/06/05 15:03 KST

Article View Option

La Cruz Roja Internacional está lista para ampliar su apoyo humanitario a Corea del Norte

Seúl, 5 de junio (Yonhap) -- El jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, ha dicho, el lunes, que está preparado para ampliar el apoyo a Corea del Norte, en medio de las expectativas de que la mejoría en las relaciones intercoreanas pueda conducir a una demanda de más cualificaciones profesionales y experiencias en cuestiones humanitarias.

Maurer dijo que el trabajo humanitario de su organización en Corea del Norte ha sido "modesto" y que se podría hacer más para mejorar la situación en sectores como la salud, agua y sanidad.

"La cuestión de las familias separadas ha sido un tema de preocupación para la CICR desde la Guerra de Corea y, durante décadas, siempre hemos tratado de forjar un espacio político neutral e imparcial, en el que se pueda encontrar soluciones para las familias separadas, reuniones familiares, reunificación de las familias y aclaración del destino de las personas desaparecidas", dijo Maurer durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap.

"Esperamos que los nuevos acontecimientos puedan ofrecer nuevas oporunidades y que la CICR esté lista para jugar el papel de intermediario neutral, si es necesario, y ofrezca sus servicios, además de sus servicios técnicos, si esto es aceptado y deseado por los países y por las sociedades de ambas naciones", añadió el funcionario.

Durante los últimos meses, Corea del Sur y Corea del Norte han mostrado un deshielo en sus relaciones -congeladas durante mucho tiempo-, tras las dos cumbres históricas entre sus líderes en abril y mayo, durante las que acordaron suspender toda forma de actos hostiles y ampliar la cooperación intercoreana.

Como parte de los acuerdos, los dos líderes también prometieron mantener una reunión de las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53 y, recientemente, decidieron celebrar una reunión de la Cruz Roja, a finales de este mes, para discutir los detalles para el evento, que está previsto que tenga lugar a mediados de agosto.

Si la reunión se celebra, será la primera desde octubre de 2015. Según el Ministerio de Unificación de Seúl, a cargo de las cuestiones intercoreanas, cerca del 55 por ciento de los 131.530 surcoreanos estimados en la lista de espera para las reuniones había fallecido a fecha de finales de marzo.

"El CICR es hoy una organización que posee la mayor red a nivel mundial de especialistas para identificar a personas desaparecidas. (El CICR) posee la mayor base de datos... Posee las capacidades, habilidades y conocimiento profesional sobre la forma de tratar con las cuestiones de personas desaparecidas y la reunificación de las familias", dijo Maurer.

Asimismo, el funcionario destacó la importancia de una tercera parte imparcial para encontrar soluciones a los problemas difíciles y dijo que su organización, con sede en Suiza, podría desempeñar ese papel cuando las dos Coreas aborden las cuestiones humanitarias.

El funcionario dijo que todas sus habilidades y experiencias están disponibles para las sociedades de ambas Coreas a fin de hallar soluciones rápidas a sus problemas pendientes. La mayoría de los procesos exitosos para identificar a las personas desaparecidas y reunirlas con sus familias en todo el mundo son ejecutados a través de mecanismos y acuerdos trilaterales entre el CICR y los países pertinentes.

Maurer dijo, explicando los temas principales de interés del CICR a nivel mundial, que su programa en el Norte ha sido relativamente modesto, dificultado, frecuentemente, por restricciones políticas y financieras.

Pero el funcionario expresó su deseo de realizar un programa más "ambicioso" en el Norte, destacando la salud, el agua, su preparación ante desastres y la prevención, como áreas en las que su organización podría aumentar su trabajo.

En cuanto a la controversia planteada por los medios de comunicación sobre la deserción al Sur de los 13 norcoreanos que trabajaban en un restaurante en China en 2016, Maurer dijo que está al tanto de la cuestión y añadió que está preparado para jugar un papel de "intermediario neutral" a fin de resolver las preocupaciones sobre la materia.

Recientemente, un canal local de televisión por cable transmitió una entrevista con el administrador norcoreano del restaurante, quien desertó junto con 12 mujeres, en la que afirma que él forzó a las empleadas a desertar al Sur.

El Gobierno dijo que todos los trabajadores vinieron al país de forma voluntaria, pero Pyongyang instó a la repatriación del grupo, diciendo que un espía surcoreano los engañó para llevarlos a Corea del Sur. La entrevista causó un debate sobre la posible repatriación de los desertores norcoreanos.

Maurer dijo que están al tanto de la cuestión y que también saben que es un tema de discusión entre las dos Coreas. El funcionario afirmó que el CICR estará siempre encantado y dispuesto a ejercer un papel de intermediario neutral para aclarar el deseo, la voluntad y el anhelo de las 12 camareras norcoreanas.

En cuanto a la posible repatriación de cualquiera de los desertores al Norte, Maurer destacó que la decisión debería ser tomada después de permitirles expresar su voluntad "libre" e "independientemente".

paola@yna.co.kr

(FIN)