<El nuevo jefe adjunto del UNC promete todos los esfuerzos posibles para lograr una 'paz duradera'

2018/07/30 19:11 KST

Article View Option

El nuevo jefe adjunto del UNC promete todos los esfuerzos posibles para lograr una 'paz duradera'

El teniente general Wayne D. Eyre, subcomandante del Comando de las Naciones Unidas, habla durante una ceremonia conmemorativa del 65º aniversario del acuerdo de armisticio en la aldea de tregua de Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada que separa las dos Coreas, el 27 de julio de 2018, en este foto proporcionada por el Cuerpo conjunto de prensa.
El teniente general Wayne D. Eyre, subcomandante del Comando de las Naciones Unidas, habla durante una ceremonia conmemorativa del 65º aniversario del acuerdo de armisticio en la aldea de tregua de Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada que separa las dos Coreas, el 27 de julio de 2018, en este foto proporcionada por el Cuerpo conjunto de prensa.

Panmunjom, Corea del Sur, 30 de julio (Yonhap) -- El nuevo subcomandante del Comando de las Naciones Unidas (UNC, según sus siglas en inglés) se ha comprometido, el viernes pasado durante la conmemoración por parte del UNC del 65º aniversario del armisticio que cesó la Guerra de Corea, a hacer todo lo posible para fomentar una paz duradera en la península coreana.

Durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, el teniente general canadiense Wayne D. Eyre, el primer oficial no estadounidense en asumir el cargo, dijo que su mandato en el UNC explica el compromiso de su país para fortalecer los lazos con Corea del Sur.

"Me siento muy honrado y privilegiado de estar aquí en este puesto y haré todo lo que pueda para hacer mi pequeña parte para lograr una paz duradera", dijo al margen de una ceremonia que organizó para celebrar el aniversario en la aldea de la tregua de Panmunjom, dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa las dos Coreas.

Eyre dijo que su país está muy interesado en esta parte del mundo y que muestra un compromiso para mejorar las relaciones entre Corea del Sur y Canadá, y es por eso que su Gobierno estaba muy interesado en él para tomar dicha posición en el UNC.

El UNC, dirigido actualmente por el general del Ejército estadounidense, Vincent Brooks, supervisa el armisticio que detuvo el conflicto de la Guerra Fría de 1950-53. Es la primera vez desde el inicio del comando en 1950 que un oficial no estadounidense tomó el puesto número 2 del UNC.

El UNC ahora está compuesto por representantes de Corea del Sur, Estados Unidos y otros 16 "Estados emisores", que incluyen a Canadá, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Francia.

Eyre llegó recientemente a Corea del Sur. Su ceremonia de cambio de responsabilidad estaba programada para llevarse a cabo en el Campamento Humphreys, un extenso complejo en Pyeongtaek, a unos 70 kilómetros al sur de Seúl, este lunes.

En cuanto a su tarea prioritaria, Eyre dijo que va a ser "mantener el armisticio y, si es necesario, ser el hogar de los compromisos internacionales".

Hablando sobre los esfuerzos de paz en curso para desnuclearizar a Corea del Norte y establecer un régimen de paz permanente, ofreció una evaluación positiva.

Cualquier esfuerzo para mejorar la situación es positivo, dijo, añadiendo que es nuevo en el lugar y que todavía está desarrollando su evaluación de la situación.

Con respecto a la repatriación de esta semana de los restos de las tropas estadounidenses desde Corea del Norte, Eyre dijo que su comando "facilitó" el proceso, que muchos ven como un paso de buena voluntad para aumentar la confianza entre los dos enemigos de la Guerra Fría.

Durante la ceremonia de aniversario, Eyre también mencionó la repatriación de los restos, diciendo que fueron recibidos "con dignidad".

Esta repatriación es un paso más en el camino de muchas negociaciones y medidas de fomento de la confianza permitidas por el UNC, que trabaja para descongelar los años de desconfianza a favor de la cooperación y el diálogo, dijo.

Eyre también hizo hincapié en que su comando no flaqueará en su misión, que el UNC sigue siendo tan comprometido y relevante hoy como lo ha sido durante los últimos 68 años, y que hará su parte para lograr una paz duradera.

También señaló que, a pesar del cese de la guerra, una paz duradera seguía siendo "esquiva".

A la conmemoración asistieron 200 personas, incluidos diplomáticos extranjeros en Seúl y altos representantes del UNC, de la Comisión del Armisticio Militar del UNC y del Comité Supervisor de Naciones Neutrales (NNSC), que son los pilares de un mecanismo para mantener el acuerdo de la tregua.

adrian@yna.co.kr

(FIN)