SNS Share
Article View Option

2016/04/22 21:50 KST

(ACTUALIZACIÓN)- Corea del Norte dice que enviará a Seúl a las familias de los desertores del restaurante

Seúl, 22 de abril (Yonhap) -- Corea del Norte ha notificado a Corea del Sur su plan de enviar a Seúl a las familias de los trabajadores del restaurante en China que desertaron al Sur a comienzos de este mes, informó este viernes la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

Un grupo de 13 norcoreanos, que trabajaban en el mismo restaurante dirigido por el Gobierno norcoreano en China, desertó a Corea del Sur a comienzos de abril; sin embargo, Pyongyang afirma que los trabajadores fueron secuestrados por el Sur y que deben ser devueltos, todos a la vez, a sus familiares.

Asimismo, Corea del Norte ha amenazado con tomar fuertes medidas contra el Sur si no cumple su demanda.

La notificación, enviada al Sur por el presidente de la Cruz Roja de Corea del Norte, Ri Chung-bok, a través de la KCNA, dice que los familiares de los secuestrados están solicitando ansiosamente un contacto cara a cara con sus hijas, que fueron forzadas a partir, y que, por ello, el Norte notifica al Sur la decisión de enviarles a Seúl a través de la aldea de la tregua de Panmunjeom.

El comunicado dice también que Corea del Sur no debe ocultar el crimen inmoral bajo el pretexto de la "práctica internacional" y que debe tomar "medidas técnicas inmediatas" para que las familias se reúnan con sus seres queridos.

El Ministerio de Unificación de Seúl, sin embargo, ha rechazado la exigencia mediante una nota de prensa en la que dijo que "el reciente grupo de trabajadores de un restaurante norcoreano en el extranjero desertó completamente según su libre voluntad".

Un funcionario del ministerio dijo también que el Gobierno surcoreano no ha recibido ninguna notificación oficial por parte de Corea del Norte sobre su intención de enviar a los familiares a Seúl.

Más de 1.000 norcoreanos desertan a Corea del Sur cada año en busca de libertad y prosperidad. A los desertores se les otorga la ciudadanía surcoreana y subsidios financieros para ayudarles a asentarse en el país.

Por su parte, Corea del Norte califica tenazmente todas las deserciones como secuestros por parte de Corea del Sur.

felipe@yna.co.kr

(FIN)