SNS Share
Article View Option

2017/02/17 19:53 KST

El arresto del jefe de Samsung siembra dudas sobre el destino de la presidenta Park

Seúl, 17 de febrero (Yonhap) -- El arresto de Lee Jae-yong, líder de facto del Grupo Samsung, ha sembrado dudas sobre el futuro de la presidenta Park Geun-hye, que fue destituida en diciembre por presunta extorsión de dinero de conglomerados empresariales como Samsung.

Lee, vicepresidente de Samsung Electronics Co., fue arrestado este viernes por sospechas de que ofreció sobornos por valor de 43.000 millones de wones (36,3 millones de dólares) a Choi Soon-sil, amiga íntima de la presidenta Park, a cambio de favores en sus negocios.

Los abogados de Park descartaron que haya relación entre el arresto y la revisión de la destitución de la presidenta que lleva a cabo actualmente el Tribunal Constitucional, apuntando el hecho de que el mismo tribunal que aprobó la detención esta vez había rechazado la solicitud de arresto previa de los fiscales cuando esta incluía solo cargos de soborno. En su segunda petición, los fiscales añadieron cargos de ocultación de procedimientos criminales y violación de la ley sobre transferencias al extranjero.

Uno de los abogados de Park dijo que no está claro cuál de las acusaciones hizo que el tribunal emitiese la orden de detención, añadiendo que en su opinión los cargos adicionales no guardan relación con la presidenta.

Los fiscales sospechan que Lee ofreció sobornos a Choi a cambio del apoyo del Gobierno a la fusión de dos filiales de Samsung en 2015, una unión que era considerada crucial para el traspaso de poder en el grupo.

El panel de la Asamblea Nacional encargado de la destitución, que ejerce de acusación en la revisión, acogió con satisfacción la detención, calificándola de reflejo de las sospechas sobre el soborno a la presidenta.

Uno de los miembros del panel dijo que el argumento de los abogados de Park acerca de que la presidenta no efectuó violaciones serias de la ley porque no consiguió beneficios personales irá perdiendo base.

Se espera que el Tribunal Constitucional anuncie un veredicto sobre la destitución a principios de marzo, tras concluir las audiencias el próximo viernes. Si confirma la destitución de Park, deberían celebrarse elecciones presidenciales dentro de los siguientes 60 días, mientras que si es restituida las elecciones tendrían lugar en diciembre según lo planeado inicialmente.

felipe@yna.co.kr

(FIN)