2017/05/18 21:24 KST

Article View Option
SNS Share

(2ª ACTUALIZACIÓN)- El enviado especial de Moon llega a China para discutir sobre una cumbre y Corea del Norte

El presidente Moon Jae-in (izda.) entrega a Lee Hae-chan una carta para el presidente de China.
El presidente Moon Jae-in (izda.) entrega a Lee Hae-chan una carta para el presidente de China.

Seúl, 18 de mayo (Yonhap) -- El enviado especial ante China del presidente surcoreano Moon Jae-in ha llegado a Pekín este jueves para dialogar sobre una cumbre entre los líderes de los dos países y la forma de contener a Corea del Norte.

Asimismo, otra prioridad de la agenda del enviado especial, Lee Hae-chan, es la prolongada disputa entre Seúl y Pekín sobre el despliegue del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense en Corea del Sur, dijeron los funcionarios de la oficina presidencial surcoreana.

A su llegada a Pekín, Lee se reunió con el canciller chino Wang Yi, a quien dijo que el presidente Moon le encargó mantener suficientes conversaciones e intercambios en su viaje para que Corea del Sur y China puedan construir una completa asociación cooperativa. Lee también dijo que Moon se reunirá con China en futuras cumbres, pero que especificó que es muy importante dialogar con honestidad.

Wang mostró la esperanza de China de que la Administración de Moon recupere las relaciones entre Seúl y Pekín tras la decisión de la anterior Administración surcoreana de desplegar el THAAD.

El canciller chino añadió que este año se cumple el 25 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, recalcando que se deben respetar los avances logrados. Sin embargo, también explicó que el año pasado la relación bilateral sufrió "un retroceso que no debería haber sucedido", y que esta es una situación no deseada por Pekín.

Wang expresó su esperanza de que el nuevo Gobierno de Corea del Sur "corrija los problemas" y tome medidas lo antes posible para eliminar los obstáculos de forma que las relaciones bilaterales puedan ser encauzadas con prontitud, añadiendo que ese es el deseo de ambos pueblos y la responsabilidad de ambos Gobiernos.

Lee Hae-chan (izda.) saluda al canciller chino Wang Yi antes de su reunión.
Lee Hae-chan (izda.) saluda al canciller chino Wang Yi antes de su reunión.

Antes de dirigirse a China, Lee dijo a los periodistas que la cumbre entre Moon y su homólogo chino podría tener lugar al margen de una reunión del G-20 que tendrá lugar en Alemania en julio y nuevamente el 24 de agosto, cuando los dos países celebren el 25º aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas.

Lee dijo que presentará dichas opiniones a la parte china.

El enviado añadió que su viaje a Pekín pondrá mucho énfasis en la mejora de las crispadas relaciones bilaterales, en sectores como la economía y el turismo, que han sufrido la peor parte de las medidas de represalia chinas por el despliegue del THAAD en Corea del Sur.

Lee señaló que, en cuanto a la cuestión de THAAD, hará todo lo posible para explicar lo suficiente la postura del presidente Moon a la parte china.

Estaba previsto que el ex primer ministro Lee se reúna con los funcionarios chinos de alto rango, e incluso, posiblemente, con el presidente chino Xi Jinping.

La visita del enviado especial tiene lugar después de la invitación de Xi al presidente Moon para visitar Pekín, realizada la semana pasada durante una conversación telefónica.

Durante la llamada de Xi, de 40 minutos de duración, el líder chino explicó los motivos de la oposición china al despliegue del THAAD en Corea del Sur, según informaron fuentes de Cheong Wa Dae.

Moon dijo que entendía la postura de Pekín, pero señaló que muchos individuos y firmas surcoreanas en China estaban sufriendo debido a la aparente represalia económica contra el despliegue, solicitando a Xi que busque personalmente la forma de resolver la cuestión.

Al parecer, Xi puso de relieve la importancia que concede a las relaciones entre Seúl y Pekín al reunirse previamente con una delegación surcoreana que asistió a un foro internacional organizado en Pekín.

Park Byeong-seug, legislador del Partido Democrático y líder de la delegación surcoreana, señaló posteriormente que los diálogos telefónicos entre los líderes de los dos países "motivaron el consenso mutuo sobre reparar las relaciones entre Corea del Sur y China".

Se prevé que los diálogos del enviado especial Lee incluyan la forma de tratar las crecientes provocaciones norcoreanas, dado que la visita tiene lugar después del lanzamiento de un misil balístico de alcance intermedio, que desencadenó una nueva condena del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en una declaración apoyada por todos los miembros del consejo, incluida China.

Moon dijo que utilizará todas los medios disponibles, inclusive el diálogo, para la desnuclearización norcoreana, pero que los diálogos solo serán posibles bajo las condiciones adecuadas.

Lee es el tercer enviado especial del nuevo presidente en visitar un país extranjero. Moon y sus enviados especiales dijeron que su trabajo es transmitir el mensaje personal de Moon a sus homólogos extranjeros, para darles a conocer sus planes sobre Corea del Sur y Corea del Norte.

También este jueves, otro enviado partió hacia a la Unión Europea y Alemania en un viaje que estará centrado en compartir la voluntad del presidente por consolidar los lazos con los países europeos.

Asimismo, un enviado especial ante Rusia se dirigirá al país euroasiático la próxima semana. Moon también nombró a un enviado especial ante la Ciudad del Vaticano.

felipe@yna.co.kr

(FIN)