2017/08/11 09:36 KST

Article View Option

Trump redobla las advertencias contra Corea del Norte

Washington, 10 de agosto (Yonhap) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha redoblado sus advertencias contra Corea del Norte, el jueves (hora local), diciendo que sus recientes amenazas de desatar "fuego y furia" contra Pyongyang podrían no haber sido lo suficientemente duras.

En declaraciones a los reporteros en su campo de golf en Bedmister, Nueva Jersey, Trump dejó claro que responderá enérgicamente a cualquier ataque norcoreano contra EE. UU. y sus aliados.

"Llevan haciendo esto a nuestro país durante mucho tiempo, durante muchos años, y es hora de que alguien salga en defensa del pueblo de este país y del pueblo de otros países", dijo el presidente estadounidense. "Así que, si acaso, tal vez esa declaración no fue lo suficientemente dura", recalcó.

Trump desató la controversia el martes después de decir que Corea del Norte se encontraría con "fuego y furia" si sigue con sus amenazas de atacar EE. UU. Muchos dijeron que es un lenguaje sin precedentes para un presidente estadounidense.

En respuesta, Corea del Norte amenazó con lanzar misiles balísticos hacia el territorio estadounidense de Guam, que alberga los bombarderos y otros activos estratégicos de EE. UU.

En cuanto a la pregunta de qué podría ser más duro que "fuego y furia", Trump dijo: "Ya se verá, ya se verá".

Tampoco respondió a una pregunta de un posible ataque preventivo contra Corea del Norte.

Dijo que no se habla de ello, y que él nunca lo hace. Agregó que lo que llevan haciendo y la forma en la que se han salido con la suya, es una tragedia que no se puede tolerar.

Transmitiendo un tono similar al de su jefe diplomático, el secretario de Estado Rex Tillerson, Trump dijo que EE. UU. "siempre" considera negociaciones con el régimen reclusivo. Pero también señaló que llevan negociando durante 25 años.

Trump dijo que el pueblo estadounidense debería estar "muy cómodo".

Si Corea del Norte hace cualquier cosa en términos de pensar incluso en atacar a alguien al que EE. UU. quiera o represente o a los aliados o a EE. UU., "puede estar muy, muy nervioso, porque le ocurrirá cosas nunca antes consideradas posibles", subrayó.

Dijo que la gente en EE. UU. y los aliados están a salvo, advirtiendo a Corea del Norte de comportarse mejor o que si no acabará con problemas como pocas naciones del mundo que hayan estado en apuros.

Respecto a China fue más benevolente que en el pasado, apuntando que Pekín posee una influencia inigualable sobre el vecino recalcitrante.

Dijo que cree que China puede hacer mucho más y que cree que hará mucho más. Enfatizó que EE. UU. comercia con China y que pierde cientos de miles de millones de dólares al año en su comercio bilateral y, añadió, que el gigante asiático sabe cómo se siente él y que las cosas no van a seguir así. Pero que si China los ayuda, se sentiría muy diferente respecto al comercio.

Trump elogió la semana pasada a China y Rusia después de que le ayudaran a aprobar nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra Pyongyang.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)