2017/08/13 16:55 KST

Article View Option

Los protestantes contra el THAAD rehúsan aceptar el estudio gubernamental sobre su impacto medioambiental

Funcionarios de los ministerios de Defensa y de Medioambiente llevan a cabo un estudio de la radiación electromagnética y de ruido del THAAD en Seongju, provincia de Gyeongsang del Norte, el 12 de agosto de 2017.
Funcionarios de los ministerios de Defensa y de Medioambiente llevan a cabo un estudio de la radiación electromagnética y de ruido del THAAD en Seongju, provincia de Gyeongsang del Norte, el 12 de agosto de 2017.

Seongju, Corea del Sur, 13 de agosto (Yonhap) -- Los residentes locales y activistas surcoreanos en contra del despliegue del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense han dicho este domingo que no aceptarán los resultados del estudio gubernamental que descarta la posibilidad de un grave daño medioambiental.

El sábado, el Gobierno anunció los resultados de un estudio de la radiación electromagnética y emisión de ruido del THAAD desplegado en Seongju, a unos 300 kilómetros al sudeste de Seúl.

El Ministerio de Defensa dijo que los niveles de radiación se encontraban considerablemente por debajo del criterio de seguridad y el nivel de emisión de ruido en las áreas residenciales también se mostró a la par con el máximo establecido.

Sin embargo, los residentes de Seongju y los grupos civiles denunciaron los resultados, diciendo que no son fidedignos dado que el estudio fue realizado solo por el Gobierno, sin la presencia de expertos del sector privado.

Lee Seok-ju, representante de los residentes de Seongju, dijo que ninguna de las personas recomendadas para el estudio participó en el mismo, por lo que sus resultados no son aceptables, dado que no fue un estudio completo sino parcial para dar fin a todo el proceso.

Los protestantes solicitaron a la Administración Moon Jae-in descartar la decisión tomada por el Gobierno de la expresidenta Park Geun-hye.

Dos lanzaderas de misiles y el poderoso radar de banda X están en operación en la nueva base, antiguamente un campo de golf, en Seongju.

En respuesta, el Gobierno dijo, previamente este domingo, que no habrán cambios en el plan de despliegue de cuatro lanzaderas adicionales del THAAD. Asimismo, el Gobierno afirmó que no escatimarán esfuerzos para solicitar a los residentes de la región su entendimiento para lograr convencerlos.

Los tres principales partidos opositores del país emitieron un comunicado, este domingo, solicitando al Gobierno más esfuerzos para el despliegue total del THAAD, dado que el estudio probó que la batería estadounidense tiene un impacto mínimo sobre el medioambiente.

El gubernamental Partido Democrático destacó, nuevamente, que el despliegue del THAAD será llevado a cabo mediante los procesos apropiados.

paola@yna.co.kr

(FIN)