2017/09/11 20:14 KST

Article View Option

Los líderes de Corea del Sur, Francia y Australia acuerdan cooperar para que Corea del Norte regrese al diálogo

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habla por teléfono con su homólogo francés, Emmanuel Macron, el 11 de septiembre de 2017, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae. (Foto cortesía de la Oficina del Presidente)
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, habla por teléfono con su homólogo francés, Emmanuel Macron, el 11 de septiembre de 2017, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae. (Foto cortesía de la Oficina del Presidente)

Seúl, 11 de septiembre (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha acordado, este lunes, con sus homólogos de Francia y Australia trabajar conjuntamente a fin de que Corea del Norte regrese al diálogo a través de "sanciones del máximo nivel y presión", y abordar pacíficamente el estancamiento nuclear, ha dicho la oficina presidencial de Seúl.

En conversaciones telefónicas por separado con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, Moon discutió sobre las respuestas coordinadas ante la sexta y más poderosa prueba nuclear de Pyongyang del 3 de septiembre.

Moon explicó a ambos que la reciente provocación es de un "nivel diferente al del pasado", mientras destacó la importancia de un frente unido de la comunidad internacional para resistir a las crecientes amenazas de Pyongyang, según informó a los periodistas Park Soo-hyun, portavoz presidencial.

Durante el diálogo, de 20 minutos de duración, Moon solicitó a Francia, miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), tomar un papel "activo y continuo" para asegurar que el consejo adopte una serie de sanciones adicionales contra el Norte y que puedan ser totalmente implementadas.

Macron estuvo de acuerdo con Moon diciendo que apoya completamente la postura de Seúl, según informó Park.

Durante la conversación, de unos 35 minutos, con Turnbull, Moon destacó que el ensayo nuclear del Norte representa un "serio desafío" hacia la paz y seguridad del mundo.

Turnbull, en respuesta, prometió una mayor presión contra el Norte imponiendo totalemente las sanciones del CSNU.

paola@yna.co.kr

(FIN)