2017/10/12 18:39 KST

Article View Option

El heredero de Samsung comienza el juicio de apelación en el caso de soborno

En la imagen del 12 de octubre de 2017, Lee Jae-yong, vicepresidente de Samsung Electronics, camina hacia el tribunal, en el sur de Seúl, para asistir a su primer juicio de apelación por un caso de corrupción masiva en el que también está involucrada la expresidenta encarcelada, Park Geun-hye.
En la imagen del 12 de octubre de 2017, Lee Jae-yong, vicepresidente de Samsung Electronics, camina hacia el tribunal, en el sur de Seúl, para asistir a su primer juicio de apelación por un caso de corrupción masiva en el que también está involucrada la expresidenta encarcelada, Park Geun-hye.

Seúl, 12 de octubre (Yonhap) -- El vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, se ha enfrentado, este jueves, a la primera sesión de su juicio de apelación por el caso de soborno masivo que desencadenó la destitución de la expresidenta Park Geun-hye a principios de este año.

El heredero del conglomerado más rico de Corea del Sur fue escoltado por los guardias a un juzgado del Tribunal Supremo de Seúl, en el sur de la ciudad, casi siete semanas después de haber sido sentenciado a cinco años de prisión por un tribunal inferior.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl emitió un veredicto diciendo que Lee, de 49 años, es culpable de haber cedido 7.200 millones de wones (6,35 millones de dólares) en sobornos para el entrenamiento ecuestre de la hija de Choi Soon-sil, la amiga íntima de Park.

Lee fue acusado en febrero por haber ofrecido o prometido 43.300 millones de wones (38 millones de dólares) en sobornos con el objetivo de lograr el apoyo del Gobierno para una fusión de dos filiales de Samsung, lo que se consideró un paso crucial para la transferencia del liderazgo en el enorme grupo empresarial de su padre, Lee Kun-hee.

El tribunal le condenó junto con otros cuatro altos ejecutivos de Samsung involucrados en soborno, malversación de fondos y otros cargos, alegando que hubo "una solicitud implícita" de Lee a la expresidenta sobre la puesta en marcha del plan de fusión.

En el juicio de apelación, el fiscal especial y los abogados de Lee organizaron un feroz debate entre ellos en oposición al veredicto original.

El equipo especial de la fiscalía argumentó que la demanda de Samsung era "explícita", ya que las notas privadas del exsecretario de Park, admitidas por el tribunal como evidencia, demuestran que hubo un claro entendimiento entre Lee y Park sobre la aprobación de la fusión. También cuestionó la cantidad de los sobornos reconocidos por el fallo original y pidió al tribunal que reconsiderara la sentencia.

La fiscalía pidió 12 años de prisión para Lee en el tribunal inferior, argumentando que el plan maestro de sucesión fue diseñado para maximizar inevitablemente los intereses del heredero de Samsung a costa de sus subsidiarias, los accionistas y los suscriptores del plan nacional de pensiones.

Los abogados de la defensa contraatacaron negando las acusaciones e insistieron en la inocencia de Lee. Los abogados de Lee dijeron al tribunal que no hubo solicitud de ningún tipo, reiterando su argumento de que el caso de sucesión presentado por la fiscalía es completamente hipotético, ya que Lee solo pertenece a Samsung Electronics como su vicepresidente y nunca ha estado en una posición de toma de decisiones como jefe del grupo empresarial.

Asimismo, señalaron el hecho de que las notas del exsecretario de Park son rumores que no han sido probados mediante el testimonio de la expresidenta.

adrian@yna.co.kr

(FIN)