2017/11/15 09:35 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Un panel de la ONU adopta una resolución que condena el abuso de los DD. HH. de Pyongyang

Imagen tomada de la página de la ONU, de una reunión de la Tercera Comisión, celebrada, el 14 de noviembre del 2017 (hora local), en Nueva York.
Imagen tomada de la página de la ONU, de una reunión de la Tercera Comisión, celebrada, el 14 de noviembre del 2017 (hora local), en Nueva York.

Nueva York/Seúl, 14 de noviembre (Yonhap) -- Un panel de las Naciones Unidas ha adoptado una resolución, el martes (hora de Nueva York), urgiendo más esfuerzos para mejorar la seria situación de abuso de los derechos humanos en Corea del Norte.

La Tercera Comisión, que supervisa los temas humanitarios, aprobó el texto, por decimotercer año seguido, con un nuevo énfasis en la necesidad de reanudar las reuniones de las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53 y aportar asistencia a los extranjeros detenidos en Corea del Norte.

Se espera que la resolución sea sometida el próximo mes a una votación plenaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La asamblea "condena la prolongada y constante violación sistemática, generalizada y flagrante de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea", según el borrador de la resolución.

La misma señala el emblemático informe del 2014 de la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas que detalla los abusos, que comprenden desde la tortura y la violación hasta las ejecuciones públicas y la represalia contra los solicitantes de asilo repatriados del extranjero.

Entre las últimas deserciones notorias, un presunto soldado norcoreano cruzó la frontera intercoreana hacia el Sur el lunes pasado. Según se informa, se encuentra en estado crítico después de ser disparado por otros cuatro soldados norcoreanos que lo persiguieron.

La resolución también "urge fuertemente" al Gobierno norcoreano a "acabar de inmediato" con las violaciones de los derechos humanos y proporcionar a los detenidos extranjeros el acceso a las misiones diplomáticas en el país, además de otros arreglos necesarios para "confirmar su estado y comunicarse con sus familias".

Actualmente se encuentran detenidos en el Norte tres estadounidenses y seis surcoreanos.

Un estudiante universitario estadounidense, que había sido detenido en Pyongyang el año pasado, falleció en junio, días después de ser devuelto a EE. UU. en estado de coma.

En las reuniones, la asamblea menciona que es "una preocupación humanitaria urgente" del pueblo coreano debido a la avanzada edad de muchos de los miembros de las familias separadas, y urge a las dos Coreas a reanudar las reuniones, que fueron suspendidas a finales del 2015.

Corea del Sur acogió con agrado la adopción de la resolución por parte de la ONU e instó a Corea del Norte a tomar medidas de inmediato para mejorar su grave situación de los derechos humanos.

El portavoz de la Cancillería surcoreana dijo, en un comentario, que el Gobierno surcoreano vuelve a instar al Norte a tomar pasos detallados y sustanciales de acuerdo con las recomendaciones de la resolución de la ONU.

El embajador de Corea del Norte ante la ONU, Ja Song-nam, dijo que su país rechaza "categóricamente" la resolución.

Añadió, antes de que la comisión adoptara el texto, que la resolución representa un producto de un argumento de confrontación política y militar y la conspiración de EE. UU. y otras fuerzas hostiles contra Corea del Norte, además de la extrema manifestación de la politización, selectividad y los criterios dobles de los derechos humanos.

Posteriormente abandonó la sala de reuniones.

La resolución fue redactada conjuntamente por la Unión Europea y Japón, con las contribuciones de unas 60 naciones, incluida Corea del Sur.

La imagen, tomada de la página web de las Naciones Unidas, muestra al embajador norcoreano ante la ONU, Ja Song-nam, hablando en una reunión de la Tercera Comisión, celebrada, el 14 de noviembre de 2017 (hora local), en Nueva York.
La imagen, tomada de la página web de las Naciones Unidas, muestra al embajador norcoreano ante la ONU, Ja Song-nam, hablando en una reunión de la Tercera Comisión, celebrada, el 14 de noviembre de 2017 (hora local), en Nueva York.

elena@yna.co.kr

(FIN)