2017/12/06 16:45 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Los cazas B-1B y F-22 realizan un ejercicio conjunto de ataque en Corea del Sur

Seúl, 6 de diciembre (Yonhap) -- Los bombarderos B-1B Lancer estadounidenses y los cazas de sigilo F-22 Raptor surcoreanos han llevado a cabo, este miércoles, ejercicios conjuntos de bombardeo simulados en Corea del Sur, como muestra de sus capacidades y resolución para tomar represalias contra las provocaciones norcoreanas, informaron las autoridades de Defensa.

Varios aviones de sigilo F-35 y cazas F-16 de Estados Unidos, junto con cazas F-15K y KF-16 de Corea del Sur, participaron en el ejercicio en el Campo de Tiro Pilsung, en la provincia de Gangwon, según informó el Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés).

El ejercicio formó parte de las maniobras anuales entre las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Estados Unidos, llamadas Vigilant ACE, que comenzaron el lunes pasado y tendrán lugar hasta el viernes.

Dos docenas de cazas de sigilo F-22 y F-35 estadounidenses están tomando parte en los ejercicios, junto con más de 200 aviones de combate de ambos países.

Los cazas de quinta generación participan por primera vez en los entrenamientos Vigilant ACE.

El JCS dijo que, a través de los ejercicios, las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Estados Unidos han demostrado la firme voluntad de la alianza y su capacidad para la toma de fuertes represalias contra las amenazas nucleares y de misiles norcoreanas.

Ambas partes también pulieron sus posturas de preparación para desplegar una "fuerza de respuesta rápida", mejorando la interoperabilidad y capacidades para llevar a cabo operaciones combinadas en tiempos de paz y de guerra, según el JCS.

Asimismo, es inusual que los aliados hagan público el despliegue de los bombarderos estratégicos de largo alcance, con base en Guam, para los ejercicios.

Según una fuente, se desplegó un B-1B en la península coreana, mientras que el JCS no detalló el número específico de los bombarderos desplegados en el país.

Generalmente, Estados Unidos envía dos B-1B a la península tras una provocación norcoreana en una demostración de fuerza, o para misiones rutinarias de entrenamiento aéreo.

Estados Unidos envió dos B-1B a Corea del Sur a comienzos de noviembre, días antes de la visita regional del presidente estadounidense, Donald Trump.

paola@yna.co.kr

(FIN)