2018/01/26 21:03 KST

Article View Option

El hospital de Miryang se disculpa pero afirma el cumplimiento de las normas de prevención de incendios

Seok Gyeong-sik, presidente del Hospital Sejong, habla durante una conferencia de prensa en la ciudad, a 280 kilómetros al sureste de Seúl, el 26 de enero de 2018.
Seok Gyeong-sik, presidente del Hospital Sejong, habla durante una conferencia de prensa en la ciudad, a 280 kilómetros al sureste de Seúl, el 26 de enero de 2018.

Miryang/Seúl, 26 de enero (Yonhap) -- Los funcionarios del hospital devastado por el fuego en la ciudad sureña de Miryang se han disculpado, este viernes, por el mortal incendio, pero también han afirmado que cumplían con las regulaciones de prevención de desastres, en medio de las críticas de que no se había instalado ningún sistema de aspersores en el hospital.

El incendio dejó al menos 37 fallecidos y más de 140 heridos. Los testigos dijeron que primero vieron humo proveniente de la sala de emergencias del hospital, o de un vestidor para las enfermeras junto a la sala, en la planta baja.

"Expresamos nuestro gran pesar a los pacientes y a las familias... haremos todo lo posible para encargarnos de las consecuencias", dijo Seok Gyeong-sik, el presidente del Hospital Sejong en Miryang, a unos 280 kilómetros al sureste de Seúl, en una conferencia de prensa.

Seok estuvo acompañado por Song Byeong-cheol, director del hospital, que citó una serie de posibles causas del incendio: una chispa eléctrica de uno de los dos sistemas de calefacción y refrigeración, una chispa del techo, o podría haber comenzado desde una instalación diseñada para desinfectar el equipo quirúrgico, dijo, señalando que la causa exacta todavía no se sabe.

Conscientes de las críticas de que el número de fallecidos podría haberse reducido si hubieran instalado aspersores, Song argumentó que su hospital no estaba sujeto a la instalación obligatoria de aspersores debido a su pequeño tamaño, y que se ha atenido a los procedimientos de prevención de incendios, como controles regulares de las instalaciones y simulacros de incendios.

En una conferencia de prensa por separado, Choi Man-woo, jefe de la Estación de Bomberos de Miryang, también se disculpó por no haber podido salvar a todos y cada uno de los pacientes atrapados en el incendio.

Los supervivientes recordaron la caótica escena con voces temblorosas.

Ha Yong-gyo, un paciente de 89 años, dijo que al entrar al pasillo después de usar el baño descubrió que estaba lleno de humo y gritos pidiendo ayuda.

Mientras tanto, se ha descubierto que las autoridades habían ordenado al Hospital Sejong que arreglara un problema con su aparato de salida de incendios hace dos semanas. Pero seis meses antes, el hospital había notificado al servicio de bomberos que sus instalaciones de lucha contra incendios no tenían ningún problema.

El desastre se produjo un mes después de que un incendio en un centro deportivo en Jecheon acabara con la vida de 29 personas. Los críticos han cuestionado las campañas del Gobierno para mejorar la seguridad pública.

adrian@yna.co.kr

(FIN)