2018/02/11 22:52 KST

Article View Option

La hermana del líder y la delegación de Corea del Norte regresan a Pyongyang tras una rara visita al Sur

El 10 de febrero de 2018, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, recibe una misiva del líder norcoreano, Kim Jong-un, transmitida por la hermana de este, Kim Yo-jong, en la oficina presidencial Cheong Wa Dae, en el centro de la capital surcoreana, Seúl.
El 10 de febrero de 2018, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, recibe una misiva del líder norcoreano, Kim Jong-un, transmitida por la hermana de este, Kim Yo-jong, en la oficina presidencial Cheong Wa Dae, en el centro de la capital surcoreana, Seúl.

Seúl, 11 de febrero (Yonhap) -- Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano Kim Jong-un, y la delegación de alto rango de Corea del Norte, han concluido, este domingo, su visita inusual de tres días a Corea del Sur, que Seúl describe como un signo de mejoría de las relaciones bilaterales, pese al escepticismo expresado por Estados Unidos.

Yo-jong y el resto de la delegación, liderada por el jefe de Estado ceremonial de Corea del Norte, Kim Yong-nam, partieron del Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, a bordo de un aeroplano norcoreano, alrededor de las 10:24 p.m., tras asistir a un concierto de la troupe artística norcoreana realizado el mismo día en Seúl.

La hermana del líder y la delegación de Corea del Norte llegaron a Corea del Sur el viernes pasado, lo que supuso la primera vez que un miembro de la familia gobernante del Norte visita el país tras la Guerra de Corea de 1950-53.

La visita de Yo-jong despertó una gran expectación en el Sur acerca de qué tipo de mensaje de su hermano podría transmitir sobre la relación intercoreana, en medio del ambiente de reconciliación entre las dos Coreas que rodea a la participación norcoreana en las Olimpiadas Invernales de PyeongChang.

Las dos Coreas comenzaron una serie de diplomacia deportiva, después de que el líder norcoreano extendiera una inusual oferta de paz a Seúl en su mensaje de Año Nuevo.

La delegación norcoreana visitó al presidente surcoreano, Moon Jae-in, el sábado pasado, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, y, ese mismo día por la tarde, también asistieron juntos al partido del equipo intercoreano femenino de "hockey" sobre hielo.

Durante la reunión del sábado, la hermana del líder norcoreano, en su capacidad de enviada especial del líder, invitó a Moon a visitar Corea del Norte.

En respuesta, Moon dijo que espera que se creen las condiciones debidas para que pueda tener lugar la visita propuesta.

El concierto de este domingo supuso el cuarto encuentro entre Moon y Kim desde que se reunieron por primera vez, el viernes pasado, en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos Invernales de PyeongChang.

Algunos analistas afirmaron que la ofensiva de paz del Norte, subrayada por la visita de Yo-jong a Seúl, podría estar orientada a debilitar las sanciones internacionales y abrir una brecha en la alianza de varias décadas entre Seúl y Washington.

Asimismo, advirtieron sobre un optimismo excesivo acerca de su viaje, diciendo que la mejora de las relaciones intercoreanas sería limitada sin un progreso en la resolución del estancamiento nuclear norcoreano.

Si la reunión propuesta llega a celebrarse, sería la tercera de su tipo tras las realizadas en Pyongyang en los años 2000 y 2007.

elena@yna.co.kr

(FIN)