2018/04/13 20:02 KST

Article View Option

Moon urge apoyo bipartidista para el éxito de la próxima cumbre con Corea del Norte

El presidente, Moon Jae-in (izq.), mantiene una conversación con Hong Joon-pyo, líder del principal partido opositor, en la oficina presidencial en Seúl el 13 de abril de 2018, en esta foto provista por la oficina de Moon.
El presidente, Moon Jae-in (izq.), mantiene una conversación con Hong Joon-pyo, líder del principal partido opositor, en la oficina presidencial en Seúl el 13 de abril de 2018, en esta foto provista por la oficina de Moon.

Seúl, 13 de abril (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha buscado este viernes reunir apoyo de la oposición para su próxima cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en una insólita reunión con el jefe del principal partido opositor, el Partido de Libertad Surcoreana (LKP, según sus siglas en inglés).

La reunión entre Moon y Hong Joon-pyo, presidente del LKP, se realizó en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae. Comenzó a las 2:30 p.m. y duró unos 80 minutos, según Han Byung-do, el jefe secretario presidencial para asuntos políticos de Moon.

"El presidente Moon y el presidente Hong mantuvieron conversaciones francas sobre asuntos exteriores y de seguridad antes de la cumbre entre el Sur y el Norte", dijo Han en una conferencia de prensa.

Moon tiene previsto sostener, el 27 de abril, una reunión cumbre bilateral con el líder norcoreano, Kim Jong-un, mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que su reunión con Kim tendrá lugar en mayo o a principios de junio.

El presidente surcoreano señaló que no sería deseable que el partido opositor se opusiera a la cumbre intercoreana, dado que ya está programada para realizarse, dijo el funcionario de Cheong Wa Dae, añadiendo que Moon pidió el apoyo bipartidista para la cumbre.

El líder del partido opositor dijo que él y su partido no se opusieron a la celebración de una cumbre intercoreana, pero que el Gobierno no debe repetir sus errores del pasado, según Han.

A pesar de su acuerdo de desnuclearización en dos cumbres intercoreanas previas celebradas en 2000 y 2007, el Norte continuó avanzando en sus capacidades nucleares y de misiles, realizando su sexta y más poderosa prueba nuclear en septiembre del año pasado.

Hong exigió que Seúl adopte un enfoque de "estilo libio" para exigir la desnuclearización del Norte en un lapso de seis meses a un año antes de que se pueda otorgar ninguna compensación. Se considera que Washington favorece este enfoque, dijeron anteriormente los funcionarios de su partido.

El líder de la oposición también expresó las preocupaciones de su partido sobre posibles "grietas" en la alianza con Estados Unidos, diciendo que Moon debería esforzarse para fortalecerla aún más.

La reunión de este viernes se produjo en medio de los llamamientos del LKP para que el presidente despida al nuevo director del Servicio de Supervisión Financiera (FSS) por hacer viajes al extranjero inadecuados, si no ilegales, subvencionados por instituciones financieras sujetas a la supervisión del comité parlamentario, del cual era miembro.

Según un comunicado publicado por la Oficina del Presidente, Moon dijo que hará que Kim abandone su cargo si se determina, objetivamente, que alguna de sus actividades durante su mandato como legislador fue ilegal. Moon añadió que el jefe del FSS será destituido incluso si las actividades no fueron ilegales, pero se le hallase por debajo de otros legisladores en términos de su criterio moral durante sus viajes al exterior.

adrian@yna.co.kr

(FIN)