2018/06/12 20:07 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Moon dice que las dos Coreas y EE. UU. escribirán una nueva historia de paz y cooperación

El 12 de junio del 2018, el presidente surcoreano, Moon Jae-in (centro), sonríe mientras observa por televisión desde su oficina, Cheong Wa Dae, en Seúl, el encuentro histórico entre Kim Jong-un, presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos, celebrado en Singapur.
El 12 de junio del 2018, el presidente surcoreano, Moon Jae-in (centro), sonríe mientras observa por televisión desde su oficina, Cheong Wa Dae, en Seúl, el encuentro histórico entre Kim Jong-un, presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos, celebrado en Singapur.

Seúl, 12 de junio (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha elogiado el resultado de la cumbre de este martes entre sus homólogos norcoreano y estadounidense, calificándolo como un evento histórico que pondrá fin a lo que llamó el último conflicto remanente de la Guerra Fría y que escribirá una nueva historia de paz y cooperación en la península coreana.

"Ofrezo mis más sinceras felicitaciones y doy la bienvenida al éxito de la histórica cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos con el corazón ardiente", dijo Moon en un comunicado leído por el portavoz presidencial, Kim Eui-kyeom, en su nombre.

La reacción emocional se produjo horas después de que el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, mantuvieran su primera reunión en la historia en Singapur.

El portavoz presidencial, Kim Eui-kyeom
El portavoz presidencial, Kim Eui-kyeom

En la cumbre, Kim reafirmó su compromiso de completar la desnuclearización de la península coreana, mientras que Trump acordó mejorar la relación bilateral de los países, según una declaración conjunta publicada poco después de su cumbre.

El líder surcoreano dijo que podía esperar un resultado exitoso de la cumbre entre el Norte y EE. UU., después de sus dos recientes encuentros con Kim, en las cumbres del 27 de abril y 26 de mayo, y su última conversación telefónica con Trump, justo un día antes de la reunión entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense.

Sin embargo, 70 años de confrontaciones entre los países han arrojado una sombra oscura sobre sus ojos para hacerle dudar lo que realmente está teniendo lugar, dijo.

Moon expresó sus más altos elogios por el coraje y la determinación de los dos líderes de no conformarse con esa realidad obsoleta y familiar, sino de "dar un paso arriesgado hacia el cambio", añadiendo que el Acuerdo de Sentosa del 12 de junio se registrará como un evento histórico que "ha ayudado a romper el último legado remanente de la Guerra Fría en la tierra".

Moon dijo que el acuerdo marcó una gran victoria para todas las personas que anhelan la paz.

Sobre la base del acuerdo alcanzado este martes "tomaremos un nuevo camino en adelante", dijo Moon, añadiendo que "vamos a escribir un nuevo capítulo de paz y cooperación" y que estarán allí con Corea del Norte en el camino.

Moon dijo que, aún así, será un largo viaje, señalando que es solo un comienzo y que puede haber muchas dificultades por delante, pero que nunca se volverá al pasado y que nunca se darán por vencidos en este "viaje audaz".

La historia es un registro de personas que toman medidas y hacen frente a un desafío, afirmó el mandatario.

El líder surcoreano también prometió realizar esfuerzos supremos para ayudar a implementar el acuerdo entre el Norte y EE. UU. y para establecer la paz duradera en la península coreana.

El presidente afirmó que su Gobierno no escatimará esfuerzos para cooperar con Pyongyang, Washington y la comunidad internacional para asegurar que el acuerdo pueda ser implementado en su totalidad.

En la conferencia de prensa tras la cumbre, Trump dijo que las futuras negociaciones con el Norte podrían incluir al Sur y su presidente, señalando también que un tratado de paz con Pyongyang requerirá la participación de Seúl y Pekín.

Trump dijo que planea mantener una conversación telefónica con Moon para explicar, aparentemente, los resultados de su cumbre con Kim.

Funcionarios de la oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae, han dicho que el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, visitará Corea del Sur esta semana para explicar personalmente el resultado de la cumbre entre el Norte y Estados Unidos.

adrian@yna.co.kr

(FIN)