(2ª AMPLIACIÓN)- Las dos Coreas celebrarán diálogos de alto nivel la próxima semana para discutir la celebración de una cumbre

2018/08/09 22:26 KST

Article View Option

(2ª AMPLIACIÓN)- Las dos Coreas celebrarán diálogos de alto nivel la próxima semana para discutir la celebración de una cumbre

Seúl, 9 de agosto (Yonhap) -- Está previsto que Corea del Sur y Corea del Norte sostengan diálogos de alto nivel la próxima semana en la aldea de la tregua de Panmunjom, para examinar la implementación de los acuerdos de su cumbre previa y discutir los preparativos para una nueva reunión entre sus líderes, según informó, este jueves, el Ministerio de Unificación surcoreano.

Según el ministerio, las conversaciones de alto nivel se realizarán el lunes en Tongilgak, el pabellón en el lado norcoreano de la aldea de la tregua de Panmunjom, que separa a las dos Coreas. El ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, encabezará la delegación surcoreana.

"A través de las próximas conversaciones de alto nivel, las dos partes tendrán un debate a fondo sobre las formas de impulsar la implementación de la Declaración de Panmunjom e intercambiar puntos de vista sobre las cosas necesarias para celebrar exitosamente una cumbre intercoreana", dijo el ministerio en un comunicado de prensa.

La declaración se refiere al acuerdo que adoptaron el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el presidente del Comite de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, en su cumbre de abril.

Conforme al acuerdo, las dos partes prometieron trabajar hacia la desnuclearización completa de la península coreana, detener los actos hostiles entre sí e intensificar los intercambios transfronterizos. Asimismo, prometieron reunirse en Pyongyang este otoño.

Los próximos diálogos de alto rango supondrán los cuartos de su tipo, tras los anteriores celebrados el 9 de enero, el 29 de marzo y el 1 de junio.

La reunión tiene lugar en medio de las crecientes preocupaciones de que el proceso de desnuclearización ha sido más lento de lo esperado desde la cumbre del 12 de junio entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Los dos países parecen acusarse mutuamente de demorarse en la implementación de lo que acordaron sus líderes en la cumbre histórica.

Washington ha afirmado que Pyongyang debería intensificar sus esfuerzos de desnuclearización, mientras que el Norte ha argumentado que el proceso debería llevarse a cabo de manera simultánea y por etapas.

La presión parece estar aumentando en Corea del Sur para que desempeñe un papel en alcanzar un avance significativo en el aparente estancamiento en las conversaciones sobre el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

Durante las próximas conversaciones, también es probable que las dos Coreas discutan qué se ha implementado desde su cumbre anterior, en particular en sus esfuerzos prometidos para ampliar los intercambios y la cooperación transfronterizos.

Desde la reunión de alto nivel de junio, han mantenido conversaciones para discutir los detalles sobre la cooperación en diversas áreas, incluidos los ferrocarriles, carreteras y deportes.

Corea del Norte ha manifestado su frustración con el progreso más lento de lo esperado en dichos frentes, ya que el Gobierno surcoreano parece reacio a promover una cooperación en toda regla con el Norte, restringida por las sanciones estratificadas impuestas a Pyongyang.

elena@yna.co.kr

(FIN)