SNS Share
Article View Option

2016/04/12 09:29 KST

Kerry advierte a Corea del Norte de medidas más duras en el caso de nuevas provocaciones

John Kerry (cen.)
John Kerry (cen.)

Washington, 11 de abril (Yonhap) -- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha urgido, el lunes pasado, a Corea del Norte a renunciar a cualquier acto provocativo, advirtiendo que Estados Unidos está preparado para imponer sobre ella sanciones incluso más severas que las de la última resolución de la ONU.

Kerry emitió la advertencia en una conferencia de prensa realizada durante una visita histórica a Hiroshima, Japón, en medio de las preocupaciones de que Corea del Norte pueda llevar a cabo una nueva prueba nuclear antes del viernes, fecha del aniversario del nacimiento de su fundador, Kim-Il-sung.

Añadió que el sentimiento fue compartido de manera uniforme en una reunión de cancilleres del G-7, un grupo de siete naciones industrializadas, compuesto por Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido.

Según una transcripción de la reunión, proporcionada por el Departamento de Estado de EE.UU., las siete naciones realizaron un llamamiento a Corea del Norte para que se abstenga de realizar actos y retórica que aumente aún más la tensión en la región y tome, en su lugar, los pasos necesarios y concretos para cumplir sus compromisos y obligaciones internacionales.

Kerry añadió que en la última resolución de sanciones de la ONU se excluyeron "algunas medidas", pero que podrían ser impuestas en los próximos meses, dependiendo de las acciones de Corea del Norte.

El secretario no dio detalles sobre las sanciones en cuestión, sin embargo se cree que son demasiado severas como para que China esté de acuerdo con ellas.

Las últimas sanciones del CSNU, impuestas sobre Pyongyang por su cuarta prueba nuclear y el lanzamiento de un misil de largo alcance a comienzos de año, incluyen la inspección obligatoria de toda la carga entrante y saliente de Corea del Norte y la prohibición de la exportación de hierro y carbón, una fuente principal de divisas fuertes para el régimen norcoreano.

Kerry dijo, asimismo, que, además de las sanciones más fuertes impuestas recientemente sobre el país comunista, Estados Unidos ha tomado pasos para discutir el posible despliegue del sistema avanzado de defensa contra misiles THAAD en Corea del Sur, así como otras medidas relacionadas con Corea del Norte.

Sin embargo, pese a la presión, Estados Unidos está preparado para conversaciones de paz con Corea del Norte y para proporcionarle ayuda económica y de otro tipo, después de que Pyongyang demuestre primero su compromiso para abandonar las armas nucleares, dijo el secretario.

Un funcionario de alto rango del Departamento de Estado, quien habló bajo la condición del anonimato durante una sesión informativa realizada en Japón, dijo que Estados Unidos y otros miembros de las conversaciones sixpartitas están listos para cumplir el pacto de 2005, que insta a normalizar las relaciones con el Norte y proporcionarle garantías de seguridad y ayuda económica; no obstante, todo estará condicionado a que Corea del Norte tome pasos irreversibles y creíbles hacia su completa desnuclearización.

Agregó que se cree, de forma generalizada, que las nuevas sanciones de la ONU comenzarán a hacer mella en el Norte de forma significativa durante las próximas semanas y meses, y que está en marcha una considerable cantidad de trabajo sobre nuevas opciones que podrían tomarse, tanto si Corea del Norte realiza nuevas provocaciones como si no.

elena@yna.co.kr

(FIN)