SNS Share
Article View Option

2016/08/03 15:02 KST

Canciller: El lanzamiento de dos nuevos misiles norcoreanos da motivos para el despliegue del THAAD

Yun Byung-se, ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur
Yun Byung-se, ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur

Seúl, 3 de agosto (Yonhap) -- La última provocación de Corea del Norte, consistente en el lanzamiento de dos misiles balísticos este miércoles, reforzará la intención de Corea del Sur y Estados Unidos de desplegar un sistema avanzado de defensa antimisiles en la península coreana a medida que se demuestran las amenazas del desarrollo de armas de destrucción masiva de Pyongyang, dijo el jefe diplomático de Seúl este miércoles.

Previamente en el mismo día, el Estado Mayor Conjunto (JCS, por sus siglas en inglés) de Corea del Sur informó de que el Norte había lanzado un misil Rodong de alcance medio desde la zona occidental del país hacia las aguas de su costa oriental. Más tarde, Estados Unidos informó de que Pyongyang había lanzado dos misiles, con uno explotando justo después del lanzamiento y el segundo cayendo al mar del Este.

La última provocación es considerada como una demostración de fuerza del régimen norcoreano contra el plan que Seúl y Washington anunciaron en julio para desplegar el THAAD en territorio surcoreano para finales de 2017, con el fin de contrarrestar las crecientes amenazas nucleares y de misiles del país comunista.

"(El lanzamiento del misil) es un buen ejemplo que muestra cómo las amenazas de misiles del Norte pueden materializarse en realidad", dijo el ministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Yun Byung-se, ante los reporteros al margen de un foro celebrado en el centro de Seúl. "Es una situación que evidencia la necesidad de desplegar el THAAD", apuntó.

Yun dijo que el Norte realiza pruebas de misiles siempre con motivos "múltiples", añadiendo que los lanzamientos de hoy pueden haber sido organizados ante el ejercicio militar conjunto Ulchi Freedom Guardian (UFG) que Corea del Sur y Estados Unidos llevarán a cabo a mediados de agosto.

Corea del Norte ha condenado durante mucho tiempo dichos ejercicios bilaterales afirmando que se trata de un simulacro de invasión de su territorio, pese a las repetidas explicaciones de Seúl y Washington asegurando que tienen fines puramente defensivos.

Mencionando las preocupaciones de los países miembros del Foro Regional de la Asociación de Naciones de Sudeste Asiático (ASEAN) celebrado en Laos la semana pasada, Yun también dijo que esto demuestra claramente que las amenzas del Norte están siendo percibidas no únicamente por Corea del Sur sino también por otros países de Asia y de todo el mundo.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)