SNS Share
Article View Option

2016/11/02 19:27 KST

El nuevo PM asumirá el control de los asuntos internos de Corea del Sur

Seúl, 2 de noviembre (Yonhap) -- El nominado a primer ministro de Corea del Sur, Kim Byong-joon, en caso de ser confirmado por el Parlamento asumirá el control de los asuntos internos del país, según dijeron este miércoles colaboradores de la presidenta Park Geun-hye, indicando que esta dará un paso atrás en la gestión del país.

Estas declaraciones presagian la introducción de una estructura de gobierno en la que se compartirá el poder, con la presidenta ocupándose de los asuntos externos como Defensa y Asuntos Exteriores mientras el primer ministro se encarga de los asuntos nacionales.

En una decisión dirigida a calmar la ira de los ciudadanos tras el escándalo que implica a Park y su confidente Choi Soon-sil, la presidenta nominó a Kim Byong-joon, exsecretario de la Administración progresista de Roh Moo-hyun, y a dos ministros, aunque los partidos de la oposición ya han pedido la cancelación de las nominaciones por considerarlas "unilaterales".

Una fuente dijo a la Agencia de Noticias Yonhap, bajo la condición del anonimato, que la designación de Kim significa que Park retrocederá a un segundo plano en la gestión del país. "El nominado Kim será el jefe ejecutivo a cargo de gestionar los asuntos interiores", añadió.

Tras llevar a cabo una remodelación de la Oficina del Presidente, Cheong Wa Dae, se esperaba que Park explicase públicamente su decisión de delegar parte de su poder ejecutivo en el nuevo primer ministro, según dijo una fuente. "En cuanto la presidenta Park confirme abiertamente la autoridad del nominado a primer ministro Kim, se podría decir que tendremos dos presidentes", dijo, explicando que Kim será el "presidente de asuntos interiores" mientras que Park no ejercerá su autoridad en los asuntos nacionales.

Otra fuente de la oficina presidencial descartó la posibilidad de que Park presente su dimisión afirmando que "la presidenta Park ha recibido el fuerte impacto del clamor popular y es plenamente consciente de la situación actual". "La dimisión de Park sería una decisión irresponsable ante los ciudadanos y ante la historia, por lo que buscará una forma de minimizar cualquier vacío administrativo y dará el poder al primer ministro", dijo.

Los asesores de la presidenta también sugirieron que el nuevo primer ministro podría liderar una remodelación del Gabinete, afirmando que se tendrá en cuenta la opinión del nuevo primer ministro en consonancia con las peticiones de un Gabinete neutral políticamente.

Aún no está claro si los partidos de la oposición aceptarán las decisiones de la oficina presidencial.

Los partidos opositores han exigido que la presidenta se aparte de la política y transfiera todo su poder ejecutivo a un nuevo Gabinete formado mediante un acuerdo entre los partidos.

El nominado a primer ministro se enfrentará a desafíos ya que los tres partidos opositores decidieron boicotear una audiencia de confirmación parlamentaria sobre el nominado, afirmando que la oficina presidencial debería haber consultado con el Parlamento antes de tomar dicha decisión.

El primer ministro saliente, Hwang Kyo-ahn, planeaba celebrar una ceremonia de cesión de poder el miércoles, pero el acto fue aplazado por preocupación de que dejar vacío el puesto de primer ministro podría causar problemas en asuntos de Estado.

Kim Hyun-sook, secretario jefe presidencial para asuntos de empleo y bienestar social, dijo que la oficina presidencial no ha recibido la dimisión de Hwang de manera formal.

Mientras tanto, el nominado a primer ministro rehusó hacer comentarios sobre su papel durante una reunión con los periodistas, aunque dejó claro que espera tener un gran poder en asuntos de Estado. Kim tampoco comentó la decisión de los partidos opositores de boicotear su audiencia de confirmación, anunciando que el jueves dará detalles sobre su posición al respecto.

Kim Byong-joon
Kim Byong-joon

felipe@yna.co.kr

(FIN)