SNS Share
Article View Option

2017/01/06 18:40 KST

Corea del Sur expresa su pesar por la acción de Japón contra la estatua de las mujeres de consuelo

Seúl/Tokio, 6 de enero (Yonhap) -- Corea del Sur ha expresado un "gran pesar" por las medidas tomadas este viernes por Japón, incluida la llamada a consultas de su embajador, en protesta por la reciente colocación enfrente de su consulado en Busan de una estatua dedicada a las mujeres coreanas forzadas a servir como esclavas sexuales para el Ejército de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

En una declaración emitida en nombre de su portavoz, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur dijo: "Expresamos nuestro gran pesar por la acción adoptada por Japón respecto a la estatua".

La declaración añade que el Gobierno desea dejar claro de nuevo que los dos países deberían continuar avanzando en sus lazos bilaterales basados en la confianza a pesar de cualquier conflicto.

Anteriormente, Japón decidió llamar a consultas a su embajador ante Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, como señal de protesta por la estatua colocada a finales del año pasado por un grupo civil enfrente del Consulado General de Japón en Busan, en la costa sudeste de Corea del Sur. Se espera que el embajador regrese a Japón la próxima semana.

Tokio también anunció el cese de las negociaciones en curso sobre un acuerdo de intercambio de divisas entre los dos países y pospuso una reunión de cooperación a alto nivel.

En respuesta, el canciller surcoreano Yun Byung-se citó al embajador japonés más tarde en el mismo día para transmitirle su preocupación y la posición del Gobierno en el asunto.

La estatua de Busan se ha convertido en un conflicto diplomático entre las dos naciones, ya que Japón exige su retirada inmediata. Esta es la segunda estatua de su tipo instalada enfrente de una misión diplomática de Japón en el extranjero, tras la colocada enfrente de la Embajada de Japón en Seúl.

La oficina del distrito correspondiente de Busan rechazó la petición del grupo civil para colocar la estatua, citando la preocupación por los posibles inconvenientes para el tráfico, pero después cambió de opinión y permitió su instalación debido al clamor popular.

La esclavitud sexual de mujeres coreanas al servicio del Ejército de Japón durante la Segunda Guerra Mundial es fuente de conflictos diplomáticos entre Corea del Sur y Japón desde hace tiempo. En diciembre de 2015 ambos países alcanzaron un acuerdo por el cual Tokio expresó una disculpa y acordó entregar mil millones de yenes (10,28 millones de dólares) para una fundación dirigida a apoyar a las víctimas que siguen con vida, eufemísticamente llamadas "mujeres de consuelo".

La decisión fue alabada por la comunidad internacional como un paso en la buena dirección, pero los críticos en Corea del Sur reclaman la suspensión del acuerdo alegando que la disculpa no fue sincera y que la negociación tuvo lugar de manera apresurada y sin pedir la opinión de las víctimas.

felipe@yna.co.kr

(FIN)