2017/05/19 15:12 KST

Article View Option
SNS Share

Xi espera conseguir que los lazos con Corea del Sur vuelvan a la normalidad

Lee Hae-chan (izq.), enviado especial del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, para China, y el presidente chino, Xi Jinping, se estrechan la mano en un encuentro celebrado, el 19 de mayo del 2017, en Pekín.
Lee Hae-chan (izq.), enviado especial del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, para China, y el presidente chino, Xi Jinping, se estrechan la mano en un encuentro celebrado, el 19 de mayo del 2017, en Pekín.

Pekín, 19 de mayo (Yonhap) -- El presidente de China, Xi Jinping, ha expresado, este viernes, que espera conseguir que los lazos con Corea del Sur vuelvan a la normalidad, enfatizando la importancia de las relaciones bilaterales entre los vecinos asiáticos.

Xi hizo los comentarios durante su reunión con Lee Hae-chan, enviado especial del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a Pekín, para entregar su carta al líder chino y asentar las bases para la cooperación en el futuro.

Xi añadió que la decisión de Moon de enviar al enviado especial a Pekín después de su investidura demuestra cuánta importancia concede el presidente surcoreano a las relaciones con China, y apuntó que el Gobierno chino también presta igual importancia a las relaciones bilaterales.

Asimismo, expresó la esperanza de normalizar sus relaciones "lo antes posible", resolviendo las diferencias basándose en el entendimiento, respeto y confianza mutuos.

Al entregar la carta de Moon, Lee dijo que el presidente le pidió que expresara en su nombre el agradecimiento por la llamada telefónica y el mensaje de felicitación de Xi tras su elección e investidura la semana pasada.

Lee, quien fungió como primer ministro bajo el Gobierno de Roh Moo-hyun, en 2004-2006, llegó a Pekín el jueves pasado y se reunió, ese mismo día, con el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi.

Este viernes por la mañana se reunió con el consejero de Estado para Asuntos Exteriores de China, Yang Jiechi, quien le dijo que la reunión era una oportunidad importante para la comunicación entre Pekín y Seúl y que China está deseando seguir intercambiando opiniones con Corea del Sur sobre temas de interés mutuo.

La visita de Lee a China tiene lugar en medio de la continua protesta de Pekín contra la decisión, tomada el año pasado por Corea del Sur, de permitir el despliegue de un sistema de defensa antimisiles de EE. UU. en territorio surcoreano.

China ha tomado lo que aparenta ser una serie de medidas de represalia contra firmas surcoreanas en diversos sectores, para presionar a Corea del Sur a retirar su plan para la instalación del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés), que considera una amenaza a sus propios intereses de seguridad estratégica.

Algunos están planteando cautelosamente la esperanza de que los dos países estén encaminándose a reparar sus lazos, crispados por el tema del THAAD, ya que China está aliviando, aparentemente, algunas restricciones sobre Corea del Sur tomadas en represalia.

Mientras tanto, durante su estancia en Pekín, Lee tiene previsto discutir temas pendientes clave con China, incluida la controversia del THAAD, la cooperación contra la amenaza nuclear de Corea del Norte y una cumbre en un futuro cercano entre los dos países. Antes de partir para Pekín el jueves pasado, Lee dijo a los reporteros, en Seúl, que Moon y Xi podrían reunirse primero al margen de la cumbre del G-20, que está prevista para julio en Alemania.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)