2017/05/19 18:07 KST

Article View Option
SNS Share

Moon busca el apoyo de la oposición prometiendo escuchar y cooperar

Seúl, 19 de mayo (Yonhap) -- El presidente surcoreano Moon Jae-in intentó este viernes, en un almuerzo con los jefes parlamentarios de los principales partidos políticos, ganarse el apoyo de la oposición prometiendo ofrecer algo que no pueden rechazar en lugar de pedir lo que él desea.

En una reunión con los líderes parlamentarios de los cinco principales partidos políticos del país, Moon ofreció institucionalizar un órgano consultivo permanente de políticas entre su nueva Administración y los partidos gobernante y de la oposición, según la oficina presidencial Cheong Wa Dae, una propuesta que fue aceptada por todos los asistentes.

Park Soo-hyun, portavoz de la oficina presidencial, dijo que los cinco líderes parlamentarios también expresaron su consentimiento a la propuesta de Moon de cumplir primero sus promesas electorales comunes y acordaron comenzar diálogos en la Asamblea Nacional.

Las promesas electorales comunes incluyen la reforma del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS, según sus siglas en inglés) para evitar que la agencia se inmiscuya en política, así como el aumento de la asignación mensual para los ancianos, según dijo a los periodistas Jun Byung-hun, secretario presidencial para asuntos políticos.

Jun dijo que cada partido hizo promesas electorales diferentes pero que las diferencias son insignificantes, aparentemente insistiendo en que no deberían oponerse a la implementación.

Moon Jae-in dialoga con los líderes políticos durante el almuerzo.
Moon Jae-in dialoga con los líderes políticos durante el almuerzo.

El almuerzo tuvo lugar por invitación del nuevo presidente, que fue investido el miércoles de la semana pasada al día siguiente de proclamarse vencedor en las elecciones presidenciales. A la reunión asistieron Woo Won-shik del Partido Democrático, el mismo partido de Moon; Chung Woo-taik del Partido de Libertad Surcoreana, el principal partido de la oposición; Kim Dong-cheol, del Partido Popular; Joo Ho-young, del Partido Bareun; y Roh Hoe-chan, del Partido para la Justicia.

Se esperaba que Moon ofreciera concesiones a los partidos opositores, ya que su partido controla solo 120 de los 299 escaños de la Asamblea Nacional, necesitando el apoyo de otros 30 legisladores para alcanzar una mayoría suficiente.

El Partido Popular, considerado más progresista que conservador, cuenta con 40 escaños pero no parece que vaya a ceder su apoyo de manera incondicional a la nueva Administración tras su clara derrota en las elecciones presidenciales.

Esas reticencias del Partido Popular podrían haber forzado al presidente y su partido, de ideología progresista, a buscar el apoyo de los dos partidos conservadores de la oposición, el Partido de Libertad Surcoreana con 107 escaños y el Partido Bareun con 20 legisladores.

El Partido para la Justicia parece más alineado con las políticas de Moon, pero cuenta con solo 6 asientos en el Parlamento.

En un aparente intento de contentar a los líderes políticos, Moon también reafirmó sus promesas que coinciden con las de sus rivales, como la reforma constitucional dirigida a disminuir los poderes del presidente.

felipe@yna.co.kr

(FIN)