2017/12/04 14:16 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- Corea del Sur y EE. UU. inician su mayor maniobra aérea

Seúl, 4 de diciembre (Yonhap) -- Las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Estados Unidos han iniciado este lunes la maniobra aérea conjunta más grande de su historia, movilizando alrededor de 230 aviones de combate y bombarderos, incluidos aviones de combate F-22 y F-35 de EE. UU.

Se espera que el ejercicio "Vigilant ACE", de cinco días de duración, que se produce unos días después de que Corea del Norte disparase, el miércoles pasado, un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés), sea una medida de fuerte presión militar de los dos aliados contra la amenaza nuclear y de misiles del Norte.

Los aviones de combate F-22 de EE. UU. (foto de arhcivo)
Los aviones de combate F-22 de EE. UU. (foto de arhcivo)

"Las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y EE. UU. realizan, según lo planeado, desde hoy hasta el viernes, la maniobra aérea regular Vigilant ACE", dijo un oficial de las autoridades militares surcoreanas.

Esta maniobra, considerada la mayor de su tipo, involucra a más de 230 aviones de combate de las dos partes, que incluyen también los estacionados en el extranjero, como seis F-22 Raptors y seis F-35A. Es bastante inusual que EE. UU. despliegue a la vez los escuadrones de aviones avanzados.

Los aviones de combate F-35A de EE. UU. (foto de archivo)
Los aviones de combate F-35A de EE. UU. (foto de archivo)

Asimismo se movilizan seis aviones de guerra electrónica EA-18G Growler y decenas de aviones de combate F-15C y F-16.

Doce aviones de combate F-35B, estacionados en Japón, participan en el ejercicio al que se unen los aviones de combate F-15K, KF-16 y FA-50 de Corea del Sur.

Un escuadrón de bombarderos estadounidenses B-1B Lancers también será desplegado para tomar parte en la maniobra de bombardeo sobre el cielo de Corea del Sur.

Ambos países se centrarán en los ataques aéreos de precisión contra blancos simulados nucleares y de misiles norcoreanos, como los transportadores-erectores-lanzadores (TEL) que transportan los misiles.

El bombardero B-1B de EE. UU. (foto de archivo)
El bombardero B-1B de EE. UU. (foto de archivo)

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte emitió un comunicado, el sábado pasado, que condena a Seúl y Washington por la realización de lo que describió como el ejercicio aéreo conjunto más grande de la historia contra su régimen.

Asimismo, afirmó que la campaña de EE. UU. para "demonizar" a Pyongyang puede ser considerada como un preludio de una guerra nuclear, diciendo que el régimen comunista se dedica solo a las medidas "legítimas y justas" para reforzar su disuasión nuclear defensiva.

Corea del Norte ha calificado, desde hace mucho tiempo, las maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y EE. UU. como un ensayo para la invasión.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)