2017/12/27 15:00 KST

Article View Option

Las políticas económicas se centran en impulsar la creación de empleos y la calidad de vida en 2018

Sejong, 27 de diciembre (Yonhap) -- Corea del Sur implementará su política económica el próximo año para impulsar la creación de empleos y el crecimiento innovativo, que ayudará a mejorar la calidad de vida mientras se asientan las bases para abordar la baja tasa de natalidad crónica, junto al mantenimiento de un crecimiento económico decente de medio a largo plazo, ha dicho este miércoles el Ministerio de Estrategia y Finanzas de Corea del Sur.

Se estima que la economía nacional crezca un 3 por ciento, tras el crecimiento estimado del 3,1 por ciento de este año, respaldado por la sólida economía mundial y una serie de medidas políticas, según el ministerio.

El ministerio dijo que los sectores y las firmas que creen empleos recibirán una serie de beneficios tributarios y de otro tipo, mientras que el Gobierno elaborará mayores medidas para ayudar a las firmas nacionales a contratar a más mujeres.

El Gobierno planea implementar durante la primera mitad del próximo año el 58 por ciento de su presupuesto anual en ayudar a lograr el crecimiento económico. En particular, el Gobierno planea invertir cerca del 35 por ciento de su presupuesto designado para la creación de empleos en el primer trimestre del próximo año, mientras que las firmas estatales incorporarán a unas 23.000 personas en 2018, entre ellos, la mitad serán contratados durante la primera mitad del año.

Respaldado por el sólido crecimiento económico y un aumento en los ingresos, se prevé que el producto interior bruto (PIB) per cápita nacional supere los 30.000 dólares el próximo año, según el ministerio.

Corea del Sur podría lograr la marca por tercera ocasión en Asia, después de Japón y Australia, y por novena vez entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El Gobierno también tomará medidas para mitigar posibles repercusiones de un aumento del salario mínimo previsto a implementarse el próximo año.

Previamente, el Gobierno dijo que proporcionará unos 3 billones de wones (2.760 millones de dólares) en asistencia para ayudar a las pequeñas empresas por el aumento del salario mínimo.

El salario mínimo está previsto aumentar hasta los 7.530 wones (6,9 dólares) por hora el próximo año, lo que supone un aumento del 16,4 por ciento de los actuales 6.470 wones (6 dólares) para el año 2018, el mayor incremento en casi dos décadas.

Aunque el salario mínimo es una de las estrategias para impulsar el consumo privado y reducir la brecha de los ingresos, las pymes expresaron su preocupación por un mayor coste de personal.

El Gobierno está determinado a elevar aún más el salario mínimo de la cuarta economía asiática, hasta al menos 10.000 wones (9,3 dólares) en el año 2020, por su creencia de que es el momento para apartar la economía de su dependencia sobre las exportaciones. Los legisladores destacaron que los hogares promedio del país deberían ganar más y que el Gobierno debe realizar esfuerzos para ofrecer trabajos de calidad con un buen salario.

El Gobierno también intentará impulsar el crecimiento innovador, que afirma que ayudaría al país a asegurar su crecimiento potencial y sostenible.

Con el objetivo de financiar sus medidas innovadoras, el Gobierno ofrecerá una diversa serie de incentivos tributarios a las firmas enlistadas en el índice secundario de valores tecnológicos, KOSDAQ, y los fondos de pensión estatal ampliarán su exposición a las mismas, según el ministerio.

El ministerio dijo que el Gobierno también ayudará a erradicar las prácticas comerciales desleales entre los proveedores para promover la economía "justa". Previamente, la Comisión de Comercio Justo (FTC, según sus siglas en inglés), el supervisor antimonopolios de Corea del Sur, prometió llevar a cabo reformas profundas para erradicar las prácticas desleales y reforzar la protección del consumidor.

La FTC dijo que impondrá daños punitivos de hasta el triple de las pérdidas ocasionadas por las prácticas comerciales ilegales, como el pago desleal, reembolsos y el recorte de los productos suministrados, que ocurren entre los grandes operadores de tiendas comerciales y socios más pequeños.

Asimismo, el Gobierno buscará mejorar la estructura de propiedad corporativa e impulsar los derechos de los accionistas, además de refrenar la influencia del propietario de un conglomerado sobre las filiales del grupo.

El ministerio dijo que también hay vientos en contra para la economía nacional, como el alza de los tipos de interés, el creciente proteccionismo comercial y la volatilidad de los precios del petróleo.

Durante una reunión mensual de políticas, celebrada en noviembre, el banco central elevó su tipo de interés clave al 1,5 por ciento, ante claras señales de una recuperación económica, después de 16 meses de mantener su enfoque de esperar y ver. También se estima que la Reserva Federal de Estados Unidos continúe endureciendo su política el próximo año.

El crecimiento del tipo de interés de los mercados está causando la preocupación de una mayor sobrecarga sobre las familias seriamente endeudadas y de un refreno de las firmas para realizar inversiones agresivas.

El Gobierno también mejorará la estructura de las deudas familiares ante el aumento del tipo de interés en el mercado, incrementando la proporción de la tasa de interés fijo de los hogares.

El ministerio dijo que también presentará una serie de medidas, o el refuerzo de las medidas existentes, para impulsar el bajo nivel de natalidad, considerado uno de los desafíos clave de la cuarta economía asiática.

El Gobierno también impulsará la cooperación financiera internacional, además de manejar los riesgos del mercado financiero internacional, y ampliará los lazos comerciales con otros países para hacer frente al creciente proteccionismo, como las regulaciones de las importaciones.

paola@yna.co.kr

(FIN)