2018/06/14 11:10 KST

Article View Option

Moon dice que la cumbre Corea del Norte-EE. UU. aleja al mundo del borde de la guerra

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.), dialoga con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el 14 de junio de 2018, en la oficina presidencial, en Seúl, sobre el resultado de la cumbre entre Corea del Norte y EE. UU., celebrada, el 12 de junio, en Singapur.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.), dialoga con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el 14 de junio de 2018, en la oficina presidencial, en Seúl, sobre el resultado de la cumbre entre Corea del Norte y EE. UU., celebrada, el 12 de junio, en Singapur.

Seúl, 14 de junio (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha acogido con agrado, este jueves, el resultado de la reunión cumbre histórica entre Corea del Norte y Estados Unidos, calificándola de un gran éxito que alejó al mundo entero de la posibilidad de una guerra.

"Hay muchas opiniones diferentes sobre el resultado de la cumbre, pero lo más importante es el hecho de que haya permitido al mundo entero, incluidos los pueblos estadounidense, japonés y chino, escapar de las amenazas de una guerra nuclear y de misiles de largo alcance", dijo Moon durante una reunión con el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, en su oficina presidencial, Cheong Wa Dae, añadiendo que cree que "esto, por sí solo, fue un hecho muy significativo".

Moon se refería, aparentemente, a la controversia acerca de la posible suspensión de los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y EE. UU.

Tras su cumbre histórica con el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, celebrada el martes en Singapur, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que suspenderá lo que calificó como "juegos de guerra" costosos y provocativos con Corea del Sur, siempre que Pyongyang y Washington estén en negociaciones de "buena fe" para la desnuclearización de la península coreana.

Cheong Wa Dae dijo, el día previo, que todavía no se sabe con certeza lo que quiso decir Trump con "juegos de guerra", pero insinuó la posibilidad de suspender las maniobras militares conjuntas entre Seúl y Washington.

Corea del Sur y EE. UU. han afirmado, desde hace mucho tiempo, que sus ejercicios militares conjuntos son absolutamente de naturaleza defensiva.

Pompeo señaló que sigue habiendo muchas tareas que serán discutidas y hechas, pero insistió en que los esfuerzos estadounidenses actuales para eliminar las armas nucleares y misiles de largo alcance del Norte serán exitosos y traerán, finalmente, la paz a la península coreana.

El canciller estadounidense llegó el miércoles a Corea del Sur para explicar directamente el resultado de la cumbre histórica Kim-Trump al mandatario surcoreano y a otros funcionarios surcoreanos de alto rango.

El presidente Moon subrayó la importancia de mantener discusiones y cooperación estrechas entre Corea del Sur y EE. UU. para implementar, de manera rápida y exhaustiva, el resultado de la cumbre entre Corea del Norte y EE. UU.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)