2018/07/13 21:23 KST

Article View Option

La contribución de las exportaciones a la demanda interna se debilita desde el año 2000

Seúl, 13 de julio (Yonhap) -- La economía surcoreana ha sido testigo de que la contribución de sus exportaciones a la demanda interna se debilitó a partir del año 2000, ya que el crecimiento del país fue liderado por empresas de tecnología de la información (TI) de gran capital y más compañías se fueron al extranjero, dijo este viernes un informe.

Según el informe publicado por el Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), el coeficiente de exportaciones y demanda interna llegó a 0,149 en el período de 1991-97. La demanda interna aquí incluye el gasto de consumo final y el capital fijo, que se refiere a plantas, maquinaria y otra infraestructura de producción.

Un coeficiente superior a cero significa que las exportaciones crean un efecto dominó positivo en la demanda interna, ya que las fuertes ventas al exterior estimulan a las empresas a aumentar la inversión y el empleo, lo que hace que las familias tengan mayores ingresos y gasten más dinero.

Pero el coeficiente cayó a 0,081 en el período 2000-2007 y a un menor 0,014 en el período de 2010-2017.

Por otro lado, las exportaciones representaron el 36,9 por ciento del producto interior bruto (PIB) del país en el último período de siete años, en comparación con el 14,8 por ciento en la década de 1990 y el 27,4 por ciento en la década del 2000.

El informe del BOK señaló que las importaciones aumentaron rápidamente durante el mismo período de tiempo, ya que el sector de TI surgió como la industria clave líder en exportaciones después de la crisis financiera mundial de 2008.

Debido a que las empresas de TI dependen en gran medida del capital extranjero y de las instalaciones importadas, un aumento en las ventas en el extranjero de semiconductores, teléfonos inteligentes y pantallas fabricados en Corea del Sur ha resultado en un menor efecto indirecto sobre la demanda interna.

Si una empresa importa bienes de capital, su inversión en instalaciones aumenta. Pero un efecto secundario de la inversión corporativa va a la empresa extranjera que proporcionó los bienes de capital, dijo el informe del BOK.

Además, las compañías surcoreanas han expandido la producción en el extranjero y reducido la inversión local durante el período citado. El gigante tecnológico Samsung Electronics Co. construyó plantas de fabricación de teléfonos inteligentes en Vietnam, y el fabricante de automóviles número uno, Hyundai Motor Co., opera varias fábricas en el extranjero.

adrian@yna.co.kr

(FIN)