2018/07/13 20:27 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- El presidente surcoreano parte a casa después de su visita a la India y Singapur

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla en una charla especial celebrada, el 13 de julio de 2018, en Singapur.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla en una charla especial celebrada, el 13 de julio de 2018, en Singapur.

Singapur, 13 de julio (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, se ha dirigido este viernes a casa después de una gira de seis días por la India y Singapur, que se centró en la ampliación de la cooperación económica.

Moon concluyó su visita de tres días a Singapur con una reunión con los empresarios y residentes surcoreanos en el país.

En una charla especial, pronunciada este mismo día por la mañana, el presidente prometió redoblar los esfuerzos para desnuclearizar pacíficamente Corea del Norte, solicitando de Singapur su apoyo continuo al proceso.

El viaje de Moon a Singapur se produjo tras una reunión cumbre histórica entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebrada el 12 de junio en el país del Sudeste Asiático.

Durante una cumbre con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong, realizada el jueves, el presidente surcoreano expresó su agradecimiento al líder singapurense por organizar exitosamente la primera reunión cumbre entre Pyongyang y Washington, que, según se dice, ha conducido a cambios "positivos" y "sin precedentes" en la península coreana.

Moon y Lee acordaron también ampliar la cooperación comercial y económica entre ambos países.

Después de asistir a un foro empresarial, que involucró a alrededor de 300 líderes empresariales de las dos naciones, el presidente surcoreano dijo que acordó trabajar, con el primer ministro singapurense, para la conclusión, dentro del año, de las negociaciones de un tratado de libre comercio regional encabezado por China, conocido como la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, según sus siglas en inglés).

Los esfuerzos conjuntos para una pronta conclusión de las negociaciones de la RCEP se producen en medio de una guerra comercial sin precedentes entre las dos mayores economías del mundo -EE. UU. y China-, que varios expertos creen que podría desencadenar una recesión mundial.

Se espera que la RCEP, de ser firmada, sea uno de los mayores tratados de libre comercio del mundo, ya que sus miembros actuales representaban, en 2017, la mitad de la producción mundial y el 29 por ciento del comercio global.

Las negociaciones actuales están involucrando a 16 países, incluidos los diez países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Durante toda su gira, que se inició el domingo, el mandatario surcoreano reiteró sus esfuerzos para avanzar las relaciones de Corea del Sur con los miembros de la ASEAN y la India, que el ministro de Comercio surcoreano, Kim Hyun-chong, dijo anteriormente que podrían convertirse en la "próxima China", o el mayor mercado mundial para Corea del Sur.

En su camino a casa, Moon tuiteó que "la cooperación entre Singapur y Corea del Sur no es solo para la paz en la península coreana sino también para la paz en todo el mundo" y elogió el logro de Singapur de "prosperar mientras se busca la paz".

Al expresar su gratitud al pueblo singapurense por su apoyo a la exitosa cumbre entre Pyongyang y Washington, Moon prometió esforzarse aún más uniéndose al líder de Singapur para llenar sus naciones "con más esperanza para que la vida de las personas mejore".

La visita de Estado de Moon a Singapur supuso la primera de su tipo efectuada por un líder surcoreano en 15 años.

adrian@yna.co.kr

(FIN)