SNS Share
Article View Option

2013/03/12 11:13 KST

Corea del Norte dice que Corea del Sur y EE.UU. serán responsables de 'consecuencias catastróficas'

Seúl, 12 de marzo (Yonhap) -- Como continuación a semanas de amenazas de contraatacar a sus enemigos, Corea del Norte dijo, este martes, que Corea del Sur y Estados Unidos tendrán que rendir cuentas por las "consecuencias catastróficas" de sus actuales ejercicios militares conjuntos.

"Las fuerzas estadounidenses y las fuerzas surcoreanas títeres son enteramente culpables de todas las consecuencias catastróficas resultantes desde este momento", dijo, en un comunicado, el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea (del Norte).

Las amenazas realizadas por la organización encargada de tratar con Seúl son las últimas de una serie de retórica belicosa planteada por el país comunista durante los ejercicios militares conjuntos de los dos aliados, que el Norte denuncia como un ensayo para la invasión.

"Los belicistas de EE.UU. y los títeres surcoreanos comenzaron finalmente las maniobras conjuntas de guerra Key Resolve, el provocativo alarde militarista para invadir a la RPDC", dijo el comunicado. La RPDC se refiere a la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

Ellos son "los ejercicios más peligrosos para una guerra nuclear y las provocaciones más manifiestas sin precedentes en su naturaleza, escala y el programa de sus ejercicios", dijo el comité. "Los ejercicios militares conjuntos Key Resolve para la agresión son una clara declaración de guerra contra la RPDC".

El país comunista también reiteró sus amenazas de librar una guerra sin cuartel, y señaló "que se tomará una fuerte segunda y tercera contramedida práctica consecutiva a partir del 11 de marzo, cuando las maniobras de guerra nuclear de los EE.UU. y de las fuerzas títeres de Corea del Sur para invadir la RPDC entren en una etapa de ensayo general en toda regla".

Como parte de la retórica belicosa elevada sobre los ejercicios, el Norte declaró, la semana pasada, que anulará el acuerdo de alto el fuego que puso fin a la Guerra de Corea de 1950-53 y otros pactos de no agresión con el Sur. El lunes, el país siguió adelante con su amenaza de cortar la línea telefónica directa de emergencia con Seúl, instalada en la aldea de la tregua de Panmunjom.

elena@yna.co.kr

(FIN)