SNS Share
Article View Option

2017/02/16 19:41 KST

(2ª ACTUALIZACIÓN)- La Policía de Malasia arresta a dos nuevos sospechosos en la muerte del hermanastro del líder norcoreano

Kuala Lumpur/ Seúl, 16 de febrero (Yonhap) -- La Policía de Malasia ha arrestado este jueves a dos personas adicionales, incluida una segunda sospechosa, por su presunta implicación en el asesinato de Kim Jong-nam, el hermanastro mayor del líder norcoreano Kim Jong-un, según informaciones de medios de comunicación extranjeros.

La Policía detuvo a una mujer de 25 años que portaba un pasaporte de Indonesia con el nombre de Siti Aishah, según un comunicado de la Policía de Malasia. Según una información de la agencia Associated Press, también fue detenido un tercer sospechoso varón, de nacionalidad malasia y amigo de la segunda detenida.

La primera sospechosa, de 29 años de edad y con documentos de viaje vietnamitas bajo el nombre de Doan Thi Huong, fue capturada el miércoles en el aeropuerto. La Policía de Malasia sospecha que un total de cuatro hombres y dos mujeres están involucrados en el caso, según los informes mediáticos extranjeros.

El lunes pasado, Kim Jong-nam, de 46 años de edad, quien se encontraba en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur esperando para embarcar en un avión hacia Macao, pidió ayuda al personal del aeropuerto tras haber sido atacado por dos mujeres. Falleció de camino a un hospital cercano.

El Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur cree que el asesinato del hermanastro era una "orden permanente" dada por el actual líder norcoreano desde su ascenso al poder a finales de 2011, tras la repentina muerte de su padre, Kim Jong-il.

El Gobierno de Corea del Sur confirmó la muerte de Kim pero no acusó a Corea del Norte de estar implicada, añadiendo que está a la espera de los resultados de la investigación de la Policía malasia.

El Ministerio de Unificación surcoreano dijo que si el asesinato de Kim Jong-nam fue llevado a cabo por Corea del Norte, el líder norcoreano habría estado al tanto de la cuestión.

Se realizó una autopsia sobre el cuerpo de Kim Jong-nam, pero los resultados aún no fueron revelados y se especula con que podrían ser presentado durante el fin de semana.

El vice primer ministro de Malasia dijo que su país planea repatriar el cadáver a petición de Pyongyang, aunque hay "procedimientos pendientes", según AFP.

Kim Jong-nam, hijo mayor del difunto líder norcoreano Kim Jong-il, había sido considerado como el presunto heredero de su padre. Sin embargo, vivía en el extranjero desde hace años después de caer en desgracia ante su progenitor por intentar entrar en Japón con un pasaporte falso en el año 2001.

El reciente asesinato supone la muerte de mayor resonancia bajo el régimen de Kim Jong-un desde la ejecución de su tío Jang Song-thaek en diciembre de 2013.

Los expertos señalaron que el asesinato es considerado como una medida del líder norcoreano para reforzar su régimen de terror, eliminando cualquier desafío potencial a su régimen autocrático.

felipe@yna.co.kr

(FIN)