SNS Share
Article View Option

2017/03/16 20:23 KST

La embajada de Corea del Norte ante China expresa su oposición a los ejercicios militares y el THAAD

Pekín, 16 de marzo (Yonhap) -- La Embajada de Corea del Norte ante China expresó este jueves su firme oposición a los ejercicios militares conjunto que están llevando a cabo Corea del Sur y Estados Unidos, alegando que están elevando las tensiones en la península coreana, según dijeron fuentes diplomáticas.

La embajada norcoreana dijo a un grupo de corresponsales extranjeros que el despliegue en territorio surcoreano de una batería del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) dañará el equilibrio estratégico en Asia, según las fuentes, citando al diplomático norcoreano Pak Myong-ho diciendo: "No podemos aceptar los ejercicios militares conjuntos ya que generan tensiones en la península coreana".

Funcionarios de la embajada norcoreana ante China impiden el acceso a periodistas surcoreanos a una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros, el 16 de marzo de 2017.
Funcionarios de la embajada norcoreana ante China impiden el acceso a periodistas surcoreanos a una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros, el 16 de marzo de 2017.

Corea del Sur y Estados Unidos están llevando a cabo sus ejercicios militares conjuntos Foal Eagle y Key Resolve, que empezaron el 1 y el 13 de marzo respectivamente.

Pyongyang critica desde hace tiempo los ejercicios afirmando que son un ensayo de invasión de su territorio, a pesar de que Seúl y Washington mantienen que tienen naturaleza defensiva.

Pak también dijo que el despliegue del THAAD en Corea del Sur supone una amenaza para Corea del Norte, China y Rusia, según las fuentes. "El despliegue del sistema THAAD dañará el equilibrio estratégico en Asia", fue citado Pak por las fuentes.

El pasado martes, Seúl y Washington comenzaron la instalación de una batería del THAAD en Corea del Sur con el objetivo de contrarrestar las amenazas norcoreanas.

Por otra parte, el diplomático norcoreano reiteró que el incidente de Malasia es una maniobra política de Washington y Seúl para dañar la reputación del Norte, en referencia al asesinato en febrero de Kim Jong-nam, hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un, en un aeropuerto de Kuala Lumpur usando el neurotóxico VX.

felipe@yna.co.kr

(FIN)