SNS Share
Article View Option

2017/03/17 21:39 KST

(2ª AMPLIACIÓN)- Tillerson dice que se ha agotado la paciencia con Corea del Norte

Rex Tillerson (izq.) y Yun Byung-se durante la rueda de prensa
Rex Tillerson (izq.) y Yun Byung-se durante la rueda de prensa

Seúl, 17 de marzo (Yonhap) -- El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo este viernes que todas las opciones, incluida la fuerza militar, están abiertas para tratar con las amenazas nuclear y de misiles de Corea del Norte, declarando que la llamada paciencia estratégica con Pyongyang se ha terminado.

Tillerson hizo tal declaración durante una rueda de prensa celebrada en el edificio de la Cancillería de Seúl antes de reunirse con el canciller surcoreano Yun Byung-se, durante su visita de dos días a Corea del Sur.

"Estados Unidos y nuestros aliados han asegurado reiteradamente a los líderes norcoreanos que solo buscamos la paz, la estabilidad y la prosperidad económica para el Nordeste Asiático... A cambio, Corea del Norte ha detonado armas nucleares y ha incrementado considerablemente sus lanzamientos de misiles balísticos para amenazar a Estados Unidos y nuestros aliados", dijo Tillerson.

El secretario estadounidense añadió que la política de paciencia estratégica ha terminado y se están analizando nuevas medidas diplomáticas, económicas y de seguridad. "Todas las opciones están abiertas", dijo.

La paciencia estratégica se refiere a una política del expresidente estadounidense Barack Obama, consistente en rehusar negociar con Pyongyang y en incrementar las sanciones hasta que el Norte mostrase buena voluntad.

Tillerson dijo que Pyongyang debe entender que el único camino a un futuro seguro y económicamente próspero es el abandono de sus armas nucleares, misiles balísticos y otras armas de destrucción masiva.

Tillerson dijo que la intervención militar podría estar entre las opciones si la amenaza norcoreana se sigue incrementando, afirmando que "si Corea del Norte inicia acciones que amenacen a las fuerzas surcoreanas o nuestras propias fuerzas, serán respondidas de forma adecuada; si elevan las amenazas de su programa armamentístico hasta el nivel que consideramos que requiere de acción, esa opción está abierta".

El secretario no dio detalles sobre la "nueva aproximación" hacia Corea del Norte que mencionó el jueves durante una conferencia de prensa en Tokio, pero reiteró que las pasadas dos décadas de esfuerzos para desnuclearizar al régimen norcoreano han fracasado.

La visita de Tillerson a Seúl coincide con una intensificación del conflicto entre Seúl y Pekín por el despliegue en territorio surcoreano de una batería del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense.

Recientemente el Gobierno chino ha adoptado represalias contra negocios surcoreanos, como regulaciones sobre importaciones, restricciones no arancelarias, sanciones contra ciertas empresas y suspensión de intercambios culturales, entre otros, en protesta por el despliegue del THAAD en territorio surcoreano.

Corea del Sur y Estados Unidos comenzaron recientemente el proceso de instalación de una batería del THAAD para contrarrestar las amenazas de misiles de Corea del Norte. China se opone enérgicamente al despliegue, alegando que el THAAD podría ser usado contra su Ejército.

Se espera que el asunto del THAAD sea tratado entre Tillerson y los líderes chinos, ya que el secretario de Estado volará a Pekín el sábado.

Tillerson urgió a China a detener sus represalias por el THAAD, afirmando que son inapropiadas y problemáticas, y recalcó que el sistema de defensa antimisiles tiene propósitos puramente defensivos. El secretario instó a China a solventar la amenaza que hace necesario el THAAD en lugar de presionar a Seúl.

El canciller surcoreano Yun Byung-se dijo que Seúl y Washington actuarán contra la injustificada presión de China contra una medida autodefensiva dirigida a proteger al pueblo surcoreano de amenazas externas.

Tillerson también destacó la importancia de la alianza entre Seúl y Washington, afirmando que es un eje para la paz y la seguridad en la península coreana y en la región de Asia y el Pacífico. "Estamos juntos ante lo que era un desafío de seguridad regional pero hoy Corea del Norte no amenaza solo a sus vecinos regionales sino a Estados Unidos y otros países", añadió.

felipe@yna.co.kr

(FIN)