2017/04/20 13:53 KST

Article View Option
SNS Share

Hwang ordena al Ejército estar preparado para una 'respuesta inmediata' contra la provocación del Norte

El presidente en funciones y primer ministro de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn (dcha.), en una reunión del Gabinete ministerial celebrada, el 20 de abril del 2017, en Seúl.
El presidente en funciones y primer ministro de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn (dcha.), en una reunión del Gabinete ministerial celebrada, el 20 de abril del 2017, en Seúl.

Seúl, 20 de abril (Yonhap) -- El presidente en funciones y primer ministro de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, ha ordenado este jueves al Ejército fortalecer su estado de preparación para una respuesta "inmediata" ante cualquier provocación norcoreana.

Sus comentarios tuvieron lugar en medio de las crecientes preocupaciones de que el régimen comunista pueda realizar un sexto ensayo nuclear o el lanzamiento de un misil balístico intercontinental para conmemorar el 85º aniversario de la creación de su Ejército, que cae el próximo martes.

"Pido al Ejército que vigile de cerca la posibilidad de que haya provocaciones de Corea del Norte y fortalezca su estado de preparación para una respuesta inmediata", dijo Hwang en una reunión regular del Gabinete de ministros sobre asuntos estatales pendientes.

Señalando el lanzamiento fracasado de un misil de Pyongyang el domingo pasado y su retórica amenazante, el presidente en funciones dijo que el Norte podría entablar otros actos provocativos "en cualquier momento".

Las tensiones han estado elevándose en la península coreana durante las últimas semanas, durante las que se ha detectado al Norte realizando preparativos para un nuevo ensayo nuclear y en las que EE. UU. ha emitido una fuerte advertencia contra su actitud provocativa.

Durante su visita a Seúl, a comienzos de esta semana, el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, advirtió a Pyongyang contra poner a prueba la "determinación" de EE. UU., haciendo referencia a una serie de actos militares de Washington realizados recientemente contra Siria y Afganistán.

EE. UU. atacó, el 7 de abril, una base aérea de Siria para castigar al régimen de Bashar al-Assad por un supuesto ataque químico. En menos de una semana, lanzó una bomba enorme sobre el complejo del Estado Islámico en Afganistán.

Los observadores dijeron que dichos pasos militares enviaron un mensaje implícito al Norte.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)