2017/05/17 14:48 KST

Article View Option
SNS Share

Corea del Sur exhorta a la reapertura de los canales de comunicación intercoreanos

Una línea de comunicación directa intercoreana
Una línea de comunicación directa intercoreana

Seúl, 17 de mayo (Yonhap) -- El Ministerio de Unificación de Corea del Sur ha expresado este miércoles que se deben reanudar los canales de comunicación directa entre las dos Coreas, que fueron cortados el año pasado tras las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

En febrero de 2016 Pyongyang cortó dos canales de comunicación intercoreanos cuando expulsó a los surcoreanos que permanecían en el Complejo Industrial de Kaesong, en respuesta al cierre surcoreano del polígono.

Una de las líneas se encuentra en una oficina de enlace situada en la aldea de la tregua de Panmunjeom, establecida en 1971. La línea ha sido suspendida de forma periódica cuando las relaciones intercoreanas empeoraban gravemente.

Técnicamente las líneas de comunicación no están cortadas de forma física, pero el canal de diálogo no está en operación dado que el Norte no responde a las llamadas diarias de los oficiales surcoreanos.

El portavoz del ministerio, Lee Duk-haeng, dijo que el Gobierno ha mantenido la postura de que se debe restaurar la línea de comunicación intercoreana. Lee dijo que el ministerio ha estado revisando las formas de restaurarla, sin embargo no hay medidas específicas.

El presidente Moon Jae-in, quien asumió el poder la semana pasada, prometió buscar un acercamiento de doble vía, de presionar al Norte para su desnuclearización y de dialogar con él.

Pyongyang ha instado a Seúl a honrar e implementar los acuerdos intercoreanos sobre la cooperación y reconciliación.

El ministerio dijo que no considera el llamamiento como una señal para el diálogo, dado que no es lógico que Pyongyang realice tal solicitud mientras prueba nuevos misiles balísticos de alcance intermedio.

Lee también instó al Norte a atender los llamamientos de la comunidad internacional para acabar con las provocaciones, mientras que Pyongyang afirmó que su último lanzamiento de un misil tiene por fin garantizar la seguridad y protección de la península dividida.

Corea del Norte dijo, el martes pasado, que continuará realizando pruebas nucleares y de misiles con armas nucleares más pequeñas y diversificadas, insinuando que llevará a cabo nuevas provocaciones.

paola@yna.co.kr

(FIN)