2017/08/10 19:19 KST

Article View Option

(2ª AMPLIACIÓN)- Corea del Sur urge al Norte a suspender las provocaciones y afirma que la puerta al diálogo sigue abierta

Foto de archivo de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional celebrada el 29 de julio de 2017.
Foto de archivo de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional celebrada el 29 de julio de 2017.

Seúl, 10 de agosto (Yonhap) -- El Consejo de Seguridad Nacional (NSC, según sus siglas en inglés) de Corea del Sur urgió con firmeza este jueves a Corea del Norte a suspender inmediatamente todas las provocaciones y regresar a la mesa de diálogo, afirmando que el diálogo aún es posible si Pyongyang decide cooperar.

Park Soo-hyun, portavoz de la oficina presidencial surcoreana, dijo a los periodistas que "el comité permanente del NSC apuntó que la situación de seguridad en la península coreana se está agravando debido a las reiteradas provocaciones y amenazas de Corea del Norte".

"El NSC instó al Norte a suspender inmediatamente todas las actividades que puedan incrementar la tensión en la península coreana", añadió.

El llamamiento tuvo lugar unas horas después de que Corea del Norte amenazase de nuevo con llevar a cabo una prueba de misiles, en un claro desafío a la reciente resolución sancionadora del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que condenó sus dos provocaciones de misiles del mes pasado con lo que Pyongyang afirmó fueron misiles balísticos intercontinentales.

En una declaración emitida por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), el comandante de la fuerza estratégica del Ejército norcoreano dijo que su país planea lanzar cuatro misiles balísticos de medio o largo alcance que cruzarán sobre Japón y caerán en aguas a 30 o 40 kilómetros de la isla de Guam, controlada por Estados Unidos y en la que hay unidades militares estadounidenses.

Park dijo que el comité permanente del NSC apuntó que la tensión militar o un conflicto armado en la península coreana no beneficiará a ningún país, por lo que decidió tomar todas las medidas necesarias para aliviar la tensión y mantener la paz mediante una estrecha cooperación con Estados Unidos y otras naciones basándose en la firme preparación de defensa de las fuerzas conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos.

El portavoz rehusó dar detalles sobre dichas medidas, citando la delicadeza de la información, pero dijo que incluyen "literalmente cualquier medida posible que podamos tomar".

Entre estas medidas se incluye, aparentemente, la reanudación de diálogos con Corea del Norte. "El comité decidió iniciar actividades diplomáticas para ayudar a aliviar la tensión, mientras mantiene abierta la puerta al diálogo con Corea del Norte", explicó.

Seúl propuso con anterioridad celebrar diálogos militares y de la Cruz Roja con Corea del Norte, aunque Pyongyang no ha respondido a la oferta.

Aunque Corea del Sur mantiene que en dichos diálogos se discutirían solamente asuntos bilaterales y humanitarios, muchos observadores creen que la reanudación del diálogo podría implicar el regreso de Corea del Norte a las negociaciones multilaterales sobre su desnuclearización.

felipe@yna.co.kr

(FIN)