2017/09/12 08:25 KST

Article View Option

(AMPLIACIÓN)- El CSNU adopta por unanimidad nuevas sanciones contra Corea del Norte

Nueva York, 11 de septiembre (Yonhap) -- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ha adoptado por unanimidad nuevas sanciones contra Corea del Norte, el lunes (hora local), imponiendo restricciones en sus importaciones de petróleo, pero sin llegar a tomar medidas que puedan paralizar el régimen.

La medida tuvo lugar tras el sexto y más potente ensayo nuclear de Corea del Norte realizado el 3 de septiembre.

Las sanciones incluyen la congelación de las importaciones norcoreanas de petróleo crudo en los niveles actuales, de 4 millones de barriles al año, y el límite en las importaciones de productos refinados del petróleo en 2 millones de barriles al año, o casi la mitad del nivel actual.

Es la primera vez que el CSNU ha tomado como objetivo el petróleo en sus sanciones contra el régimen comunista.

Estados Unidos ha impulsado un embargo completo del petróleo para detener el desarrollo de armas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte que apuntan contra el territorio continental de EE. UU.

Pero China y Rusia, dos de los cinco miembros del consejo con derecho a veto, obstaculizaron, aparentemente, cualquier paso que pudiera desestabilizar el empobrecido país.

Aún así, se cree que las restricciones sobre el petróleo reducirán el consumo de Corea del Norte de productos relacionados en un 30 por ciento, según los expertos y diplomáticos.

La resolución 2375 también incluye la prohibición de exportaciones de textiles norcoreanos, una fuente clave para el régimen, y restricciones en el uso de los trabajadores norcoreanos en el extranjero.

Se cree que Corea del Norte gana unos 800 millones y 200 millones de dólares al año de los dos sectores, respectivamente.

La resolución también prohíbe las importaciones norcoreanas del gas natural licuado y condensados.

Sin embargo, dando un paso atrás del borrador original de EE. UU., no hay prohibiciones de viaje o congelación de bienes contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, o su hermana, Yo-jong.

Pese al llamamiento de Washington para el uso de "todas las medidas necesarias" para interceptar e inspeccionar los buques norcoreanos incluidos en la lista negra, la nueva resolución también limita tales inspecciones a casos donde el país del pabellón lo consienta.

La resolución demuestra la creciente determinación de la comunidad internacional para tomar pasos contra Corea del Norte, ya que su adopción tuvo lugar solo ocho días después del ensayo nuclear norcoreano.

Las resoluciones previas contra Corea del Norte, ocho desde 2006, tardaron en ocasiones meses en aprobarse.

La resolución anterior fue adoptada el 5 de agosto después de que Pyongyang probara dos misiles balísticos intercontinentales en julio.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)