2017/09/13 10:17 KST

Article View Option

El embajador norcoreano ante Perú repulsa la decisión del Gobierno peruano de su expulsión

El embajador norcoreano ante Perú, Kim Hak-chol, en una rueda de prensa sostenida, el 12 de septiembre del 2017 (hora local), en Lima, Perú. (AP-Yonhap)
El embajador norcoreano ante Perú, Kim Hak-chol, en una rueda de prensa sostenida, el 12 de septiembre del 2017 (hora local), en Lima, Perú. (AP-Yonhap)

Seúl, 13 de agosto (Yonhap) -- El embajador norcoreano ante Perú ha repulsado, el martes (hora de Lima), la decisión anunciada el lunes por el Gobierno peruano de expulsarlo, tras la última prueba nuclear de Corea del Norte, diciendo que es "un acto que echa leña al fuego".

En protesta por la sexta y más potente prueba nuclear de Pyongyang, Perú expulsó al embajador norcoreano ante su país, Kim Hak-chol, declarándolo persona "non grata" y concediéndole cinco días para abandonar el país.

"La decisión diplomática tomada ayer por el Gobierno de Perú carece de fundamento legal y moral, y no promueve en absoluto la paz y la seguridad mundiales", dijo Kim en una rueda de prensa sostenida en Lima, Perú.

Añadió que, en su lugar, es un acto que echa leña al fuego y por el que Corea del Norte expresa su protesta y pesar.

Asimismo, dijo que el ensayo nuclear de Corea del Norte es una medida tomada para refrenar la hostilidad de Estados Unidos, criticando también que la adopción de las nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas fue originada por la enemistad de EE. UU. en su contra.

Dijo que es un asunto a tratar entre Corea del Norte y EE. UU., y que su causa es justa, recalcando que tiene fe en que saldrá ganando y que no se dejará tambalear pese a las difamaciones de EE. UU., manteniéndose firme en el camino de justicia que ha elegido su régimen.

Después de leer el comunicado preparado, el embajador norcoreano no respondió a las preguntas de los reporteros.

Un día antes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Perú dijo, en un comunicado, que "Corea del Norte ha violado repetida y descaradamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin abandonar su programa nuclear, por lo que se ha tomado la última decisión".

Kim tiene previsto abandonar Perú, según lo demandado por el Gobierno peruano, y dos diplomáticos norcoreanos permanecerán en la embajada para seguir con el trabajo, informó la embajada.

Perú y Corea del Norte establecieron lazos diplomáticos a nivel de embajadores en noviembre de 1988.

Previamente, el Gobierno mexicano también expulsó, el jueves pasado, al embajador norcoreano ante su país, Kim Hyong-gil, en protesta por la sexta prueba nuclear de Corea del Norte.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)